Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Crítica de InsistentesYo siempre me he considerado un hueón porfiado, debido a principalmente a que lo soy y en segundo lugar la gente me lo dice.

Sin embargo, existe una diferencia entre ser relativamente tozudo y constante a ser un hijueputa chupa energías del averno que no tiene nada más que hacer en su sombra de vida infame que hincharle las bolas a los demás.

El hueón insistente, por naturaleza, es de lo más engañoso, porque en un primer momento se muestra cuan oveja de blanco pelaje, amistoso y afable. Mas, al paso del tiempo, se vuelve un verdadero “pain in the ass” que no se aguanta.

Las primeras señales para identificar a un huevón insistente es que siempre que llega está apurado. Mal. Alguien que está apurado siempre o es muy nervioso, o eyaculador precoz o está siendo perseguido por la camorra. Cualquiera sea el motivo de su aparición, tendrá un final funesto… para nosotros.

Luego, suele hablar más de lo que uno en la vida quisiera escuchar, o al menos el cerebro está capacitado para retener en un determinado lapso de tiempo.

Y por último, siempre tiene la mala costumbre, en el caso de ser un cliente o un amigo bolsero, de negociarte todo y exigirte en plazos absurdamente breves e incómodos.

Por ejemplo, llega un amigo, desesperado, más mojado que pichula de foca corriendo, no te saluda y te dice “hueón no sabis na”. Ante eso, uno como hommo sapiens debería decir ipsofacto “mira detrás de ti” y huir. Pero no, uno se queda, escuchando una perorata interminable que en realidad tiene una relevancia mínima. Al final algo tienes que hace para que el hueón se vaya y eso termina en un “favor”.

EL FAVOR: Para un hueón insistente un favor no significa ayudar en un momento de apremio, significa un contrato a sangre, inflexible, súbito, máximo, estricto, a priori y por sobre todas las cosas que tengas que hacer en tu puta vida incluyendo comer, cagar, enfermarte, pegarte un polvo, etc. Son unos putos cohartadores de tu existencia.

Nunca están satisfechos, siempre quieren más. Para eso no dudan en llamar cuantas veces sea INNECESARIO, mandar e-mails, dejar recados, hacerte un evil monkey por la ventana, matarte algún gatito, inventarse dolencias falsas, compromisos inexistentes, etc, etc.

TODO, todo con el puto fin de cagarte la existencia.

Finalmente, cuando harto de toda la maraña de bullshit y luego de hacerte soportar el más abusivo de los psicopateos, le dices a este chuchasumadre que se vaya a la re-puta que lo parió y que le vaya bien allá por la cueva de su cajetuda abuela, el mal nacido te dice “pero viejo, que pasó, alguna mala cara?”.

En esos casos, uno se visualiza cuan Michael Douglas en Un día de Furia agarrándolo a palos cuan pandillero mexicano. O “acomodándolo” en la maleta como en Los buenos Muchachos.

Entiendan weones, NO DAN PENA, DAN LÁSTIMA! Gente como uds. termina siempre con los pantalones a media pierna arrojados en un peladero.

Por lo general, esta raza de micos está más presente y más seguido de lo que uno quisiera. Quizás, ahora mismo esté uno cerca suyo.

Quizás Ud. sea uno. Eso, ni yo lo sé!

Comments

  1. “pero viejo, que pasó, alguna mala cara?”

    …FRASE RE CULIADA !!! es característica de el webón descarado y buche…. convierten todo su “balseo” y la frustración NATURAL que produce en ti en un “oye, pero no seas mal genio”….

    HIJOS DE PUTA !!

  2. Necesito saber qué carajo es un evil monkey, y segundo, deja de usar la palabra “cuan”, cuando la weá es “cual”. No estay cuantificando una weá, si no que calificando, cerdo mata idioma!

    Me gustó la idea de “mira detrás de ti” y arrancar xD Muy al estilo Homero.

  3. chanchan: 😀

    John Ass: Uta, cuantas veces no la escuchamos en la u esa frase culiá?

    RP: Apreta el link donde dice “evil monkey” y lo sabrás! Respecto a mis deslices gramaticales, normalmente escribo estas columnas a la hora del pico por la noche, por lo que mi nociónd el idioma disminuye, sapo culiao!

    Saludos mequetrefes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *