Al abordaje Muchachos! Arturo Prat

Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Al abordaje Muchachos! Arturo Prat

En Andateala.com somos super patriotas. Incluso, comemos empanadas pal’ 18 y tomamos chicha.

Por eso, les entrego esta revisión de un antiguo texto mío con la verdadera historia del Combate Naval de Iquique en 1879. Disfruten.

***

Este es un sentido homenaje a uno de los pocos héroes decentes que tenemos en la historia de Chile:

Este pelado amigo, alto y docto, tuvo la mala raja de ser demasiado inteligente para un ejército de monos y pagó las consecuencias de aquello. Consecuencias que, irónicamente, lo transformaron en héroe.

Como todos saben (sino, ignaros) Don Arturo fue educado en el extranjero y tenía por profesión la abogacía. Por tanto, pueden imaginar a un hombre de letras entre una manga de energúmenos que lo único que sabían era pelar dinamita con el corvo y comerse los restos.

La cosa es que Don Arturo era muy rebelde y defendía causas aparentemente perdidas, por lo que sus superiores, chatos del “pelao hinchaweas con aires de intelectual” lo mandaron castigado al norte a defender una goleta de mierda que se estaba cayendo a pedazos ( la Esmeralda) y que pronto sería dada de baja.

Fiel a su vocación de servicio y respeto a la institucionalidad (no sin antes mandarles un buen enjambre de chuchadas Pato Yañez included) Don Arturo le comunicó a Doña Carmela Carvajal, su pierna, que se iría al norte y que era mejor que se quedara en Santiago allá estaba vuelto un hervidero de longies.

No muy contenta y bastante preocupada, Doña Carmela intentó hacerle caer la teja a nuestro calvo héroe, cosa que no dio resultado. Y pese a una contundente cacha, Don Arturo se fué.

Cuento corto, tres portentosos navíos peruanos ( “Huáscar”, “Independencia “y “Lamar”) se acercaban a la rada de Iquique y del monton de mierdas que Chile tenía por barcos solo estaban disponibles dos torranterías: “Covadonga” y “La Esmeralda”, unas goletas de palo que se irían monumentalmente a pérdida ante los acorazados de acero peruanos.

Sabiéndose hasta las weas, y porque era porfiado como el burro explotado por Don Jacinto, Don Arturo decide “salir a la mar” a defender el asunto.

Cañonazos iban, cañonazos venían y pese a todo, los barcos no presentaban grandes daños. La cosa es que el Huáscar, cada vez más cerca de la Esmeralda, llegó al choque con esta y el faenamiento se hacía inminente. Ante esto, Don Artur, pronucnia su célebre arenga:

“Muchachos: La contienda es desigual, pero, ánimo y valor. Nunca se ha arriado nuestra bandera ante el enemigo y espero que no sea ésta la ocasión de hacerlo. Por mi parte, os aseguro, que mientras yo viva, esa bandera flameará en su lugar y si yo muero, mis oficiales sabrán cumplir con su deber. Viva Chile!”

Frase que algunos creen fue así:


“Cabros: Estamos hasta la callampa. Pero ¿y que tanto?. Nunca nos han visto las bolas y no será esta la primera, así que mientras yo viva niún chuchasumadre va a mear nuestra bandera y si me cagan, mis brocas sabrán faenar a estas mierdas. Se las juro por mi mamita. Viva Chile mierda!”

De inmediato, se acercó la “Covadonga” al mando de “Charly” Condell y Don Arturo, bocina en mano les ordenó: “Que coman mis guachos! Reforzar las cargas! Cada uno a cumplir con su deber!” a lo que Condell gritó “All Rigth!”.

Minutos después, la batalla era campal y en un acto kamikaze, la Esmeralda con sus calderas fundidas se estrella con el Huáscar y Prat junto a sus cabros saltan a cubierta de este pronunciando la otra célebre arenga:

“Al abordaje Muchachos!”que muchos dicen fue “Al abordaje y la conchemimare!”.

No alcanza a pisar el barco cuando el cocinero del Huáscar le planta un tunazo de aquellos y lo hiere de muerte. Para que decirles que La Esmeralda se hundió con escándalo, pero su bandera siguió flameando (de flama, porque se empezó a quemar) hasta el final.

El capitán del monitor peruano, don “Maicol” Grau se encargó de proteger el cadáver de Prat y enviar un fax a Doña Carmela explicando las extremas circunstancias de la valiente muerte de esposo, teniendo un especial cuidado para que las escéquias fueran llevadas a cabo. Muy humano tratándose de un “enemigo”.

La importancia de esto no fue el hecho de que nos dieran boleta, sino que este acto de cojones fue tan traumático para la gente que lo vio desde la playa que se regó la voz por el país, originando un sentimiento nacionalista inusitado hasta el momento y dando el inicio a la Guerra del Pacífico que otros ganarían por nosotros. Incluso, mujeres y niños.

Así que ya saben manga de pokemones buenos para la macaca y morder almohadas: Hay que estudiar en la vida y trabajar por vuestros ideales. El futuro no puede ser trabajr en McDonald’s, esa es una pega de verano no más, culiaos. Y menos verse, oler y hablar como longies. Esos weones son una raza mala, no se le sigue sino con Pitbulls y pacos.

Y ya saben que morir de un balazo por la espalda es más honroso que comerse un espolonazo de carne por atrás.

Ahí se ven mis niños, el Cerdo.

Comments

  1. xD así da gusto aprender :mula: ojalá y la vieja me hubiese explicao así la historia, tal vez sabría algo más de Don Arthur y no solo ke sirve pa comprar weas ;D

  2. Caro: Claro, sirve para morir en barcos ajenos.

    Felipe: Ay que emoción! Las carcajadas digitales como como de Tongas?

    Loserr: Pero igual es haaarto mas larga la historia de Bolivar. Más encima se murió en Santa Marta, Colombia.

    Saludos navegantes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *