Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

-clown-1325119534

No hay nada como ver la jocosidad lúdica de los viejitos prontos a la muerte, resaltada por el rubor del maquillaje circense.

Ya lo sostuve el otro día en mi aclamada Crítica de Viejos Plazeros que los ancianos son la representación más pura del odio y la tristeza. Nos ven como sere infrahumanos después de que se echaron el planeta a bombazos.

Pero no hay plazo que no se cumpla, ni anciano que no se humille. He aquí mi vendetta.

Como sabrán, a los enfermos creadores de hogares pensados para que los vejetes acaben sus días sin molestar a la familia, siempre están innovando en la manera de hacer que esos años dorados pre-cementerio sean menos infames. Esta vez, quisieron ir un paso más allá, intentando impregnar sus rostros con la alegría del circo.

Sin embargo, a estos viejos ni con una escopeta les sacan la cara de culo. He allí la mueca más notable e indefectible que ni el fulgor del alzheimer los hará reír jamás.

Dios nos pille confesados!

Comments

  1. jajajajajajajajjajajajajajajajaja, que fotos tan mas cagadas, pero es como dice el chiste en su vejez terminan como chimpanse colgandose de casa en casa de los hijos solo comiendo bananas, es la triste realida

  2. jajajaja, puta wn, no se si reir o llorar, cada vez que voy a ver a mi abuela (felizmente sana de cerebro!!) al hogar de ancianos donde reside, me topo con viejos que nada tienen que envidiarle a los seniles de estas imagenes

  3. Hay no, me tiene emberracada esta weá de molestar a los ancianos! Mi abuela era más vieja que una pasa y muy bacán, bailaba y echaba chistes. LEAVE ANCIANOS ALONE, MADAFACA!

  4. sólo digo que me duele la guata de tanto reir jajajajajajaja ctm, qué habrán echo esos viejos pa que el karma se las cobrara de esta forma… jajajajajajajaja mala volá

    ale.-

  5. Que el pulento me libre de llegar a tal condición (y humillación), aunque pienso que de a poco uno no se da cuenta del paso del tiempo y termina sufriendo de igual manera las malditas penas de la vejez.

    En esos momentos, es cuando uno tiene que poseer una piza de claridad mental y tan sólo un mínimo de fuerza física, cosa de poder pararles el dedo del medio y gritarles fuertemente a todos los flageladores de decencia: “Chúpenlo hijos de puta!”

    Viejos culiaos, debieran aislarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.