Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Hay veces en que la vida y el propio inconciente te dicen: «Hueón, no lo hagas!». Sin embargo, siempre hay gente dispuesta a dar un paso más allá.

Es el caso de este pelotudo de mierda que no halló nada más entretenido que saltar desde un extremo a otro de la piscina, con las consecuencias a continuación.

Uno al solo visualizar la dantesca imagen ya prevee que su fracaso será contundente pero el tipo desobedece toda lógica, razón, santitos y recomendaciones de la abuela ( las que incluyen pepel de diario en el pecho con mentolatum pa’l resfrio y otras idioteces semi-útiles) y está, rompiéndose la madre.

El como cuando uno le dicen cuando chico «no agarre la plancha que se va a quemar» y lo primero que hace uno es rostizarse la palma como imbécil. ¡¿PORQUÉ MAMÁ, PORQUÉ!?

Lo mejor de todo es la risa que se convierte en preopcupación culposa.

Eso no la salvará del divorcio señora!

Comentarios

  1. Jajajajajajja notable!!! Cualquiera diría que si va a saltar esa distancia el wn le pega un poco al salto y fallará por poco. Pero el wn no llega ni cerca, su fracaso tiene un grado de humillación que hace tiempo no veía.

    You sir, fail, in life.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.