Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Cuando nosotros pensamos en el concepto “Bananero” se nos viene a la cabeza la clásica imagen de una gordas peleándose por un pobre hueón mientras son agarrados a puteadas por la Jueza Polo o Laura en América. Pero aunque no lo crean, los rusos también lloran.

Este programa que denominaremos “Laura en Moscú” nos muestra que los rusos también reclaman por sus babies, son pobres, hediondos y sobre todo, que se agarran a patadas voladoras!!!

Una delikatessen de la indignidad humana.

Comments

  1. Chaaa el medio caos.

    Me parece que la Novia que recibe el primer Spartazo es un shemale.

    Como sea, la Patada Voladora que le ponen en el pecho al wn de seguridad y que bota el set se lleva mi ovación.

  2. La cagó!!

    …con razón se fué a la mierda la unión soviética, si las asambleas terminaban así, ta claro que la mancha en la pelada de Gorbashov era senda sicatriz, la que se ganó por la pereztroica.

    Además, apoyo completamente la propuesta que a la novia “Spartada” se le vió trabajando en el Golf, cerca de Soda.

    …con todo lo anterior en consideración, esta webada es más falsa que la muerte de Michael Jackson, viva el rey del pop!! y viva la patada estilo Shawn Michael`s del final, esa saco aplausos !!

  3. Kaksaca: ¿Cómo supiste que era Shemale? En Ningún momento le vi los calzones, hueón experto, quien lo diría.

    JAB: Deberíamos invitar a gente a Digalocantando y armar mochas falsas.

    Chan Chan: Es la pura verdad, nada de preparación. Televisión con amor!

    Saludos putines!

  4. Cerdo: Se nota que es un tragasables, como a la 5ta vez que lo ví cashé… si parece que hasta barba tiene, en la toma frontal se nota…

    Además, existen hijos de puta grande en el mundo, pero ninguno capaz de patear así a una mina y seguirle dando de combos en el ocico minetras está en el piso….. excepto ese modelo Cassanova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *