El Zombie Marxista participa como un ocioso buscador de información, imágenes y videos para nuestras secciones Monitos y Videos, además de colaborar en Críticas de Andateala.com

Si hay algo que un como hombre ( o simio) puede detestar con el alma de una mujer, es que esta se las dé de sexy cuando está más curada que la vieja de la María Izquierdo en la teleserie del 13.

El hombre es jugoso por naturaleza, ya sea que esté borracho o no, por lo que verle en estados deplorables de condición humana es casi algo normal (es cosa de leer al John Ass Brotha y se podrán dar cuenta cuan bajo se puede caer).

Pero cuando una mujer está borracha, todo cambia.

Como primero, una mujer borracha no es graciosa Da jugo, llora, pelea y quiere romper cosas (o que le rompan el orto, que no es malo, pero eso es otra historia).

Se alcoholizan a una velocidad inverosimil, y empiezan a bailar y a tambalearse. Hasta que finalmente caen al piso y empiezan a llorar o votmitan.

Y se creen sexys. Pero sorpresa, no se ven sexys, se ven putas!

Amén.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *