Big Fat Jewish es un intento de ingeniero al que convencimos de que escribiera en este sitio con el fin de revindicar a la colonia judía, cosa que no ha dado mayores resultados. Publica en las columnas de The Critic y Cuentateste, por el momento.

El Profesor Locovich

Para quienes veíamos “Los Autos Locos”, el Profesor Locovich era un personaje de lo más simpático por su divertido ingenio y su particular cabellera.

Lo que pocos saben es que dicho monito no era ficticio, sino que estaba inspirado en un connotado científico inglés de la época llamado Johann Zack O’Weas, PhD en electrodinámica cuántica y un pelotudo de tomo y lomo.

En esta imagen podemos apreciar al Doctor O’Weas en su laboratorio, llevando a cabo un interesante experimento crucial en el desarrollo de su teoría de transmisión neuronal de ondas electromagnéticas. En el desarrollo de esta prueba, el Doctor intenta lograr que un computador pueda almacenar en una base de datos todos los detalles de su soberbio y postmoderno sentido de la estética, y en particular su afición a las camisas grunge pasadas de moda que parecen chal de vieja damnificada, y otros datos sobre su persona que sólo él es capaz de saber, como su perpetua virginidad y su afición a quedarse viernes y sábados por la noche viendo películas de terror de tercera categoría y comiendo pollo frito.

Lamentablemente, el tiempo fue ingrato con Don Johann Zack y en la actualidad vive en condiciones más que paupérrimas y espera que todo quien vea esta foto, perciba mentalmente sus plegarias para colaborarle económicamente para así poder comprarse una Gillette, o en su defecto, unas máquinas Bic desechables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.