Distémper es un hijo de puta con serios problemas, aparte de arribista reculiao y pasao a caca. Al menos -algo es algo- no es shúper.

Treintonas vol 0A regañadientes me quedé más solo que tú: con tal de remojarlo, obligado a desempolvar el manual del galán criollo. Triste la hueá, considerando que mi tolerancia está al nivel del segundo subterráneo y que mi único afán era rellenar el horror del viernes y sábado por la noche. En la semana trabajo como mula; para el resto del wikén está el fútbol y punto.

A los 35 años, lo más probable es que uno termine topándose con exponentes del subgénero “treintona”. Dada mi ignorancia respecto a la dinámica sexual moderna, pensaba que me costaría encontrar a minocas dispuestas a citarse con un fracasado. Las pinzas: está lleno de guarras aún más desesperadas que uno.

El problema es que estas losers son más pragmáticas que Francisco Javier Cuadra: flojas, cómodas, reclamonas, con un humor de perros, machistas-feministas, autorreferentes a cagar y dueñas de un apetito voraz. Como ya me aburrí de esta cornetera introducción, diré que en algún momento pensé en volverme maricón para no tener que seguir aguantando chácharas soporíferas sobre ex pololos ponegorros, fracasos profesionales, proyectos de viajes a Barcelona, sobrinitos encantadores y otras pelotudeces que no le importan a nadie.

Todo eso podría ser soportable, sin embargo. Lo realmente irritante es que estas maracas pasadas a ala juran que la adolescencia perpetua resulta sexy. “¿Y adónde vivís, hueona?”, les pregunta uno como que no quiere la cosa; “en la casa de mi mami, es que estoy ahorrando y a ella le daría penita si me voy”, responden las muy menopáusicas, borrachas a esas alturas con medio litro de cerveza en la ponchera. Ah, puta, qué rico salir con un atado de mañas que además está esperando la jubilación para poder follar en su propia cama.

Para terminar este capítulo cero de una saga que sospecho acabará acá, quisiera establecer una máxima: si ya te salieron canas en el sapo, tu papá no puede seguir durmiendo en la pieza de al lado. Dale un descanso al viejo de mierda, por la rechucha.

Ya, y me enojé tah!

Comments

  1. oye qué te pasa Cerdo! yo tengo más de 30 y estoy lejos de ser penosa, mala y mañosa!!

    Y por otro lado conozco a algunos de 26 que son más mañosos que viejo de 60!!!

  2. que violenta GAP, = concuerdo un poco con el cerdo, pero no generalices tanto wn, hay treintonas notables wn, una profe de la U que hace matemáticas I y II está pero notable.

  3. las minas de mas de treinta: son mas interesantes, igual tan ricas, no son aweonas, afilan mejor,tienen menos prejuicios, laburan por ende tienen lucas, y no pescan a niun pendejo pasao a caca,Por otro lado, las minas de 20, le gustan los wns de 30, pork tienen plata, afilan mejor, tienen autito, y no dependen de los papitos, en resumen. carnaval

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *