Jorge Porcel y sus Gatitas | Brindamelo | Andateala.com

Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Jorge Porcel y sus Gatitas | Brindamelo | Andateala.com

Jorge Porcel, el rey de las gatitas (putas)

Su nombre ya indicaba que sería un chancho de mierda apenas asomó esa cabeza de lechón por la chonfla de su madre. Probablemente, los médicos, extrañados, habrán notado que desde pibe venía con la pija dura y mirándole las tetas a las enfermeras. Ese era Porcel, un guatón califa por excelencia.

Sin embargo, su gusto por las tetas no lo transformó ni en un Mecánico ni en algún periodistucho de diario de clase baja. No, Jorge Porcel no andaba para esos trotes. Para ninguno la verdad. Pero supo encausar ese afán por chupar callaguaguas por un camino más rentable: la Revista de Vedettes.

Y fué de los grandes. Para los que nacimos y hemos vivido gran parte de nuestra vida en Chile, su cara se nos remonta allá por 1990 por el incipiente canal La Red, que al parecer, sigue incipiente y decadente igual hasta nuestros días. Allí, nos mostró a los niños de aquella época que en otros lugares del mundo, excepto en Chile, las mujeres tienen el culo y las tetas bien puestas con “Porcel y sus Gatitas“.

Algunos viejos ya lo cachaban: los calientes habrían ido a alguna revista allí pro esos teatros que ya no existen o existen con otro nombre, y sabían que lo del gordo Jorge Porcel era fuerte.

Y lo freak es que el gordo, si uno lo analiza con objetividad, era un desagradable de mierda: cara de chancho, sudoroso, de sonsonete desagradable y con un ojo de muñeca que le titilaba según la posición, además de esa panza que de ninguna manera mostraba sanidad. Y probablemente el lo sabía, y tenía su carta: las minas.

Pero fuera de sus despreciables consideraciones físicas, su humor dejó huella. Marcó un estilo, por decir algo. Todos los idiotas que salen hoy con minas en programas de TV le deben su alma al Gordo.

Y es por eso, que nosotros mismos, rezamos por el.

Grande gordo, el gran Jorge Porcel, ojalá alguna vez llegues al cielo si las grúas angelicales logran levantar tu peso desde el infierno.

Comments

  1. jajajaja me acuerdo de mi infancia con porcel, en mi casa lo veían, con unos traguitos, a nosotros nos compraban dulces y todos se cagaban de la risa, que lindos recuerdos 🙂

  2. Que grande Porcel, me vi creo que todas sus películas y me mate a pajas con “Las Gatitas”.
    Cuando fuimos a ver Carlitos Way con unos amigos nos pusimos de pie al entrar Porcel a escena. Un groso

  3. RP: MMM, creoq ue de ahí viene tu gusto por los “travesaños”

    Rita_Lyn: Les compraban dulces? Para ver Porcel? Freak!

    Pitty: Si, hace bien su papel de mafioso rasca Porcel ahí. Se ganó la guita!

    Saludos gatitos!

  4. Un brindis por el guaton!!!!….por las noches de autosatisfaccion quinceañera con sus gatitas y por mostrarnos estandares la mayoria de las veces inalcanzables en el mercado nacional…..por mostrarnos que las minas ricas no solo hablan ingles o estan traducidas al español porno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.