Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Crítica de programas juvenilesEn el mundo existen muchos programas idiotas. Buyen géneros bastardos y sin sentido alguno como los realities. Y en general, todas esas basuras mañaneras ideadas bajo la firme convicción de entretener a la dueña de casa o a la nana para que no enloquezcan y crean que su vida tiene un propósito, son pichí.

Pero existe un género, solo uno que es capaz de reunir todo aquello que una persona en su sano juicio evitaría ver a riesgo de entrar en convulsiones, pegarle a la abuela buche o hacer parkour: Los programas juveniles.

Este género infecto haya su origen en Chile a mediados de los 80’s. Si no es así, me importa una raja porque yo nací el 83 y de ahí pa’ atrás todo tiene demasiado charango y marihuana para ser considerado joven. Por tanto, me quedo con mi versión de la historia, más comercial y pueril, pero dicáctica.

Así, nos enfrentamos a inventos funestos y demenciales como Extra Jóvenes, disque programa de concursos conducido por draculín Comparini y la declarádamente facista Katherine Salozny, dirigido a pendejos escolares en donde cursos de diferentes colegios hacían la misma hueá que se hace para el aniversario del colegio pero en la tele, en un estudio de mierda, sopeados por la iluminación y creyendo que serían famosos. Gracias a dios en ese tiempo existía la detención por sospecha.

Habían mierdas musicales allí también que destacaban por sus “creativos nombres”, como “Más Música” con Andrea Tessa y otra mierda llamada “Sábado Taquilla” donde un pelado puto con menos gracia que Pirincho Cárcamo (Jorge Aedo) repetía sin cesar número uno, número uno, número uno, número uno, número uno… ad eternis presentando toda la basofia de finales de década.

Después les dió por mostrar bailando a pendejos: Vendría siendo como el destape cutural post dictadura y ahí vimos a un montón de hueones que hoy día no son nadie bailando en Venga Conmigo todos los grandes hits que hoy día nadie recuerda, a no ser que sea un fracasado, porque no puede ser juvenil un espacio conducido por el Pollo Fuentes, que se tiene que echar WD40 en la mañana pa’ que no le cruja la poronga.

A comienzos de esta funesta década (2000 pa’ los jiles) sin ambiciones y de gran ambigüedad sexual (sobretodo del John Ass Brotha), aparece Mekano, un freakshow de fame whores buscando hacerse fama haciendo pruebas imbéciles, mostrando la teta, prostituyéndose en cámara, contando su falsas penas y bailando Axé. Sobre todo lo último. Lo conducía ese conchasumadre que le cae super bien a las mamás de uno (que ya están cagadas por ver tanta tele) que se llama José Miguel Viñuela: Prominente calvo al cual casi respeto por haberse comido a Pamela Leroy que, punto aparte: ¡Qué tetas!

Pronto se bajó el rango etáreo y aprecieron meteorísmos televisivos como Amango, Bakán y todos esas series de mierda donde los pendejos tienen sueñoz, cantan, bailan y se fomenta la pedofilia.

Y para cerrar el círculo, Yingo: Un programa de mierda que tiene la facultad de combinar todos los aspectos más decadentes de todas las mierdas anteriores pero otorgándoles el plus de una MILF conductora y un Moai parlante que hacen las delicias de los quintiles más pobres y aspiracionales de nuestra población juvenil. Todo esto en un ambiente de gincana, falso jologorio, alegría y todas esas hueás que odian los nerds del colegio solo porque nadie les quiere prestar el ass.

Lo más gracioso es que a los pendejos no les molesta en absoluto. Por el contrario, lo disfrutan, y hasta fantasean participar en él. O en los espacios de fenómenos creados por Eva Gómez. Cualquier mierda que los haga famosos, a cuesta de nada. O si, a cuesta de su menguante dignidad.

Igual mejor para nosotros: Toda una generaciód e trabajadores de McDonald’s a la orden.

Ahora si, debo reconocerle algo a Yingo: Le dá verdaderos incentivos a los púberes para correrse la paja con material de calidad. A nosotros, solo nos quedaba Shannon Tweed y la daban muy tarde. La única mierda para ver por la tarde donde con raja mostraban una pendeja en bikini, de vez en cuando era Grande Pa’ (PORQUE CHUCHA TE QUEDASTE CON ESA HUEONA FEA! QUE LO TIRÓ!)

Por eso somos una generación de ojerosos.

La adolecencia es dura, larga y guesa.

Ahora me pregunto ¿serán siempre los mismos “creativos” los hueones que inventan estas cagadas de espacios? Siempre se parecen y siempre hay demasiado frenesí para ser verídicos y, por sobre todo, siempren fomentan la prostitución de alguien, ya sea de sus animadores o de los invitados.

Onda llegan a las reunienes ejecutivas con la máxima “Viejo, te tengo la máxima: Un programa pa lolos donde bailan, hay close-up a tetas, cantos y luces”

¿CREEN QUE LOS ADOLESCENTES SON TONTOS?

No me respondan.

Comments

  1. El agradecimiento que haces a Yingo es muy cierto, pero yo no lo acotaría tanto, no sólo a los púberes… pues si bien es cierto es de los programas detestables debo reconocer un placer cumpable y que cuando mi hija (que aun es preescolar… y ya quiere mirar esa mierda)sintoniza el cajón del diablo en Yingo, algo e hipnotismo me provoca… uno no es de fierro, y la sobreestimulación visual uno la canaliza de una sola forma… gracias a Dios tengo a quien recurrir.

  2. me acuerdo cuando no trabajaba y veía matinales,era en medio del boom axé, cuando aparecían un lote de pendejas bailando los éxitos del momento con muy poca ropa para su corta edad…motivadas por un grupo de mamás ociosas deseosas de la atención que en la casa no les daban. Si esa weá no era promover la pedofilia entonces no sé que era, personalmente veo a esas mamás igual como las viejas que le prestaban pendejos a zacarach.

  3. Javier: ¿A tu hija? WEIRD!

    Rita_lyn: ¿Y le preguntaste porqué mierda Grande Pah se quedó con el pekinés rubio (que además, era tortillera)?

    Andrés: Todos los males de Chile son producto de las viejas culiás!

    Saludos proxentas!

  4. Te faltó mencionar al que recoge la experiencia de décadas de “programas juveniles” para terminar mostrándonos ese puterío en vivo y en directo: el gran Alex Hernández, primero con Mekano y luego con Yingo. Ese gordo de mierda debería ganarse el Altazor.

    ¿Quién sigue vivo de todos esos wnes de Generación 2000?

  5. haa viejos culiaos estos…mekano era la raja, calle 7 o miniseries como bkn eran y son la raja !!! yingo antes lo veia, pero me di cuenta q es una mierda lo reconosco, puro tongo, llanto de mierda falso casi todos los dias, weas repetidas, participantes weones, etc… Pero cialquier otro programa como mekano y calle 7 eran bastante buenos y no kagan la mente como yingo… ustedes q parecen viejas ociconas chismeando webadas….RESCATO TODOS LOS PROGRAMAS MENOS YINGO !! y a la mierda q respondan ya q no tendre idea porque el e-mail q di no existe!! xao webetas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.