Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Bueno. Dado que el Zombie Marxista decidió seguir aspirando neoprén en vez de actualizar el sitio como corresponde, les traigo aquí una de esas bazofias que nos recuerdan nuestros mediocres tiempos escolares.

Debo admitir que yo era bueno en estas mierdas. Si, a pesar que hoy día lo más voluminoso de mi cuerpo sea mi pelo, antiguamente, era un gran acróbata. De hecho, era la única mierda que hacía relativamente decente en educación física, además de ser seleccionado de Handball.

Pero para la pelota, era (y sigo) siendo una mierda.

Pero no todos contaban con mi destreza. Éramos un grupo privilegiado los que no nos quebrabamos el cogote haciendo piruetas por el aire. Entre los NO privilegiados estaba el Jose (si, ud. lo conoce. El hueón fome del segundo capítulo de Digalocantando Podcast).

Pasó entonces que un día, en el salto al taburete, Jose no midió su impulso. Bueno, sus brazos y piernas cortas no eran lo que digamos una ayuda atlética. Su pelo tampoco. Reconozcámoslo, era una mierda deportivamente.

Las consecuencias, disfrútenlas en este video.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.