Los tres lamepijas

Big Fat Jewish es un intento de ingeniero al que convencimos de que escribiera en este sitio con el fin de revindicar a la colonia judía, cosa que no ha dado mayores resultados. Publica en las columnas de The Critic y Cuentateste, por el momento.

Los tres lamepijas

Los tres lamepijas del general.

Debido a la conmemoración de un año más del pronunciamiento militar, es que es menester recordar cómo trabajaban de intensamente las cúpulas políticas e ideológicas del país en esos tiempos.

Más que freak, esta fotografía es de temer. No tengo idea de cuándo fue retratada, pero si intentamos contextualizarla, lo más seguro es que lleguemos al consenso de que habrá sido retratada por allá por los lejanos años 80.

Como bien sabemos ocurrían las cosas en nuestro shilito durante aquella época, los ladronzuelos políticos de derecha gozaban de una notable inmunidad y licencias para hacer chanchullos de todo tipo, y es así como podemos imaginarnos que en esta foto, unos jóvenes Jaime Guzman, Julio Dittborn y Joaquín Lavín, amantes lamepijas, le profesan una contundente saboreada de pene al General, a ver si logran conseguir algún puestito bien remunerado en alguna dependencia del estado, o si el tata les da un precio preferencial para que se compren alguna empresa del estado a punto de ser privatizada.

Llama la atención la cara de don Jaime, donde se puede apreciar su mandíbula inferior tal como la usa Ungenio González , y dirigiendo de una manera no muy piola que digamos su mirada hacia el bulto del dictador. Ni siquiera en este tipo de situaciones el fundador de la UDI era capaz de ocultar su tórrida desviación fálica. Destaca el «parrón» que el difunto personaje utilizaba para disimular su calvicie, esperando que realmente alguno de nosotros creyera que el huevón NO era pelado.

Por otra parte, tenemos a don Julio, famoso hoy en día por protagonizar un escándalo relativo al cuestionable manejo de fondos que le asignaba el Congreso en su calidad de Diputado. Quizás ya en esos tiempos intentaba hacerse el simpático con Don Pino, riéndose forzadamente de sus chistes estúpidos y sin sentido, para pedirle algún favorcito de corte financiero. Corren rumores que en la ocasión de la imagen, planeaba pedirle a don Dani Lopez un formulario para rendir a cuenta de la Secretaría General de la Presidencia los 3 cajones de paltas que había comprado para la completada bailable con que su hija quería celebrar su fiesta de 15.

Finalmente, y en el extremo derecho de la fotografía, está un más que novel Joaquín, con una cara de vivo que como te la explico weon… en realidad parece estar franeleándose la salchicha y por eso la cara de placer/aweonao que ostenta., mientras espera algo impaciente su turno para lamerle las bolas al comandante en jefe en pos de conseguir algún favorcillo loco. Por si no fuera poco, además tiene un peinado realmente impresentable, parece que se había echado gomina con brocha gorda.

Comentarios

  1. ¿Cómo que «pronunciamiento militar»?
    La weá siempre fue DICTADURA y se acabó.
    Por lo demás, el artículo me parece muy chistoso, qué gentuza esa.

  2. Lo chistoso es que la gentuza (de derecha) le vendió la pomada a medio país y ahora tenemos a la gentuza (de izquierda) pateando la perra por voluntad popular y democratica. Así es la vida, así es la democracia. ja ja ja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.