Distémper es un hijo de puta con serios problemas, aparte de arribista reculiao y pasao a caca. Al menos -algo es algo- no es shúper.

naked-biker-chick

A Claudia la conocí quince años atrás en la universidad. Cuento corto: vía Facebook nos hacemos “amigos” de nuevo y un sábado nos juntamos a chupar en Plaza Brasil. Tiene tres hijos a cuestas, pero sigue igual de flaca (que es lo importante).

Meses antes Claudia ha encontrado a su marido y a su mejor amiga follando en el catre de uno de los cabros chicos. Está con el ánimo hecho pico, pero ni tanto dadas las circunstancias; más cagado del mate estoy yo, debo admitir.

Ella es la pareja ideal. Se emborracha con un gin tonic, habla lo justo y necesario, se ríe de mis chistes rancios y no duda en dejar clarito qué chucha es lo que quiere. Y lo obtiene. Sin hacer atados, se va tempranito para su casa en micro; durante la semana saluda un par de veces por messenger, pero nunca pregunta hueás que sabe que no voy a contestar. Desde el principio queda claro que sólo nos veremos los sábados, porque es el único día que puede liberarse del jardín infantil. Durante la semana llego a echarla de menos, cómo será de buena la cabra.

Poco tardo en comprender que Claudia es pobre como una rata y le encanta serlo. Su ex es un actor de medio pelo que “trabaja” haciendo talleres de teatro callejero: un muerto de hambre pasado a sobaco que no la ayuda en ná. No es que ella gane una miseria, pero aparte de los tres guachos debe mantener una casa, a su abuelita de 87 años, un gato y dos perros.

Claudia relata entre carcajadas cómo les inspira lástima a sus colegas para que le regalen ropa y tintura para el pelo; cada mañana se va a la pega esquivando micros en una bici roñosa que recogió literalmente de un basurero. Un día acepta que la vaya a dejar, pero se baja tres cuadras antes porque reconoce que le da vergüenza que vea su covacha digno hogar de madre trabajadora.

Un domingo me cuenta que para el día siguiente tiene planeado viajar dos horas en micro para asistir a una reunión en un ministerio (porque la hueona además es talentosa y asesora a una comisión o algo así). Yo, imbécil, le digo que no sea rata y que al menos tome un colectivo para que no llegue toda transpirada. De paso, aprovecho de recomendarle que use un buen desodorante porque anda medio fuertona. Emputecida, Claudia pesca sus monos y se manda a cambiar. Sigo durmiendo.

Esa tarde me avisa por email que en su blog me ha dedicado unas palabras. Intentaré reproducir el rosario de chuchadas: “Eres un arribista reculiao. Te creís la raja porque tienes una casa con murallas, te quebrai con tu cagá de auto y con tu mierda de bicicleta de marca. Con lo que te gastai en un copete yo alimentaría a mis hijos en una semana. No quiero verte más conchetumadre, tú no entiendes el sufrimiento de los que tenemos carencias. Chao nomás, hediondo hijo de la puta tu madre que te parió”.

Y sería el final de una linda historia de amor.

Comments

  1. Distémper querido, te cito tu etiqueta:

    “Igual echo de menos colocarle “volumen” a estas columnas de mierda”

    Ya nos acostumbraste a leer de la “Mariana”; era simple para continuar con el requerido volumen.

    Te ayudo:

    “Tiene tres hijos a cuestas, pero sigue igual de flaca. -Ni se compara con la guatona de ojos verdes, quien con un solo engendrito, quedó pa’ la corneta-”

    Con sólo nombrarla, hubiesemos quedado conformes. 😀

    Te quiero

  2. ¿Y tu cachai que no tienes absolutamente nada con que rebatir las afirmaciones de la mina, o no? yo te leo nomás y me dás esa misma impresión. mas que un ciber descargo despechado, lo que escribió la mina te quedaría genial como el encabezado de tu espacio. Chao!

  3. Holailas queridos fans (?).

    Después de pedirme disculpas (!) por msn, mi amiga borró el post y cerró el blog días después. Ahora tiene otro, pero no logro recordar cómo chucha se llama. Esta mina me dio una lección de dignidad, lo asumo, pero igual no aprendí ná: a estas alturas de la vida, me conformo con poder sacarme el piyama todos los días y limpiarme el poto solo.

    @Andres: totalmente de acuerdo, de hecho atendí su solicitud y adecué mi perfil.
    @Magistralosa: si saqué la hueá del “volumen” fue por la protesta afeminada de los dueños de este sitio de mierda.

    Voy a comerme una costra y vuelvo, permiso.

  4. La muchacha en cuestión guardaba cierto parecido con la ciclista de la foto, aunque solía decir que “lo que le sobraba de poto se lo pondría en las tetas”. Yo estaba de acuerdo.

  5. Igual se aweonó el loco de la historia… jajaja… no podí decirle eso a una mina “tai juertona”…
    Bien puesto el título
    Igual mala la cagá
    Súbanse otro

  6. NA KE DECIR, TENGO QUE APRENDER A SER MAL HABLAO PA PODER, POSTEAR EN ESTE TIPO DE WEAS.
    ¿SE PERDIO LA MINA NO MA PO SOCIO?, IGUAL CON 3 CABROS CHICOS TENIA LA TAREA HECHA.

  7. jaja
    mala por la mina… Chistoso por vo!
    Son historias dignas de contar jaja
    amistades rancias, minas preñadas que quedan
    igual, vida light en bici a pesar de recorrer miles de kilometros!

    DP: Como ser uno de los escritores de andateala..
    Tengo varias historias bkns!
    Respondeme porfa al correo
    salu2

    http://tr.im/E2PP

  8. muy mula que la mina borra el post justo despues que te piden el link 😛

    pero esta entretenida la historia de todas formas

    la mayoria de las peliculas son inventadas y son entretenidas 😀

  9. No me aburro de leer culiao no se si seras reflejo mio o no se ke wea… historias re culias te apuesto ke las mas decadentes aun no las publicas basofia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *