Que bonito el elefantito!

Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Que bonito el elefantito!

Existen profesiones humillantes en el mundo. Los basureros, los periodistas y los operadores políticos que terminan con la mandúbula desencajada de tanta pija que se tragan. SIn embargo, ser veterinario, puede ser aún peor.

Los veterinarios ya no son aquella profesión glamorosa en la que unos señoritos vestidos de blanco hacían las veces del “doctor del perrito de la vieja culiá” que con raja le ponía un termómetro en el culo y le decía que le dejara de dar huesos de pollo al quitro para que no se churreteara.

Pero los tiempos cambian. Los problemas crecen. Los animales crecen. Hay más veterinarios. Crece la competencia. Bajan las ganancias. Baja la dignidad.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *