Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Me contaron los abuelos que hace tiempo, navegaba en el Cesar una piragua. Que partía del Banco, viejo Puerto, a las playas de Amor en Chimichagua.

En ella venía un niño que en un primer momento confundieron con la cría de oso perezoso, pero que luego se dieron cuenta que no: En realidad era un humano, más cercano al mono, pero humano.

Lo tomaron entonces, con un poco de asco y lo llevaron al hospital para que lo pesaran. Pesó 300 gramos con el pañal puesto.

La gente, al mirarlo pensaba:

Puta la guagua pa’ fea

Pero él se quedaba allí, incólume, sufría sin echar llanto, entendiendo que el mundo ya no sería un lugar grato para él, afrontando con la hidalguía que solo los fracasados poseen cuando descubren que su existencia más que un regalo, es una burla.

Se recostaba entonces en sus almohadas de niño en la soledad de su habitación hospitalaria mientras reflexionaba, bebiendo el biberón de leche, sobre lo complejo del mundo actual y su superficialidad.

Luego en la soledad, lloraba.

Jaimito se suicidó a los 3 años, 2 meses con la bandita de identificación que le habían puesto en el brazo. Dejó por herencia sus pañales con caca y la pelusa atrapada en su mano.
Te recordaremos siempre Jaimito…

… no, mejor no.

Comments

  1. Lobo: Los Trolls, que comian semillas. Pobres.

    Distémper: Si, me la prestó y me dijo que no publicara. Ups!

    Nariz Sangrante: 😀

    Cuello de Pavo: Como a El Carpo.

    Saludos meninos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *