Distémper es un hijo de puta con serios problemas, aparte de arribista reculiao y pasao a caca. Al menos -algo es algo- no es shúper.

Vacaciones en Camboya

Enriqueta desea mover la patita, así que acato nomás. Estuca su caracho con medio kilo de cal para disimular los morenos rasgos picunches verse más linda, se chanta encima un breve vestido de cuerete y calza sendas botas con plataforma, pese a que es pleno verano y de seguro las patas le transpirarán con el intenso dancing. Arriba de esos zancos, por cierto, le llego más o menos hasta el ombligo.

Con mi ordinario bluyín gastado, no me veo lo suficientemente gótico: para no avergonzarla, mi novia dark decide maquillarme los ojos, tortura a la que accedo en silencio con tal de que no se enoje. Al mirarme al espejo, no puedo evitar sentir cierto desdén hacia mi sometida persona embetunada en rimmel.

A medianoche partimos en búsqueda de una improbable micro que nos lleve al otro extremo de Santiago. Tras una larga hora de espera -durante la cual mi amorcito comienza a impacientarse y poner cara de culo- decidimos que mejor rompemos el chanchito. Algo mosqueados abordamos entonces un mugriento colectivo, el que tipín 1:30 AM nos deposita en la puerta del afamado maracódromo desde donde el SIDA, el chancro y una pandemia de enfermedades de transmisión sexual se ha diseminado por Chile: la Blondie.

Obviamente no es primera vez que estamos ahí; de hecho, pasamos todos los putos fines de semana en ese calabozo infernal, desde donde emergemos cada madrugada todos transpirados con el obvio riesgo de contraer pulmonía. Dentro de la Blondie he sido acusado por la celosa Enriqueta de mirarle el poto a docenas de chiquillas, con los consiguientes escándalos, charchazos, gritos, reconciliaciones forzosas y huevadas del estilo. Por tal razón, desde hace un buen tiempo he decidido bailar mirando el suelo, ir al baño mirando el suelo, comprar cerveza mirando el suelo y salir a la calle mirando el pavimento

Así que en eso estoy, comprando encorvado la maldita entrada para disfrutar de la Noche de Vampiros. Tras cancelar el ticket le doy un cariñoso beso a Enriqueta, feliz por haber llegado de una puta vez al lugar donde nuestro amor ha vivido tantas jornadas inolvidables. Ella, de vuelta, responde mordiéndome la lengua con tal entusiasmo que arranca un pedacito de carne que yo procedo a escupir en medio de alaridos de dolor. “¡Ahí tenís, maricón culiaoooooaaaaagh!”, me informa.

Mi novia, en algún momento que jamás percibí, ha visto algún gesto equívoco que  interpreta como potencial infidelidad. Enfurecida, ha decidido que un buen castigo sería masticarme la jeta y, en efecto, lo hace: heme ahí, sentado en la escalera, escupiendo sangre mientras la medieval concurrencia a la discoteca me mira con cara de estar presenciando una performance sadomasoquista.

Huelga decir que esa noche no bailo música ochentera (ni, por cierto, puedo recuperar el importe de la entrada). Media hora después, tras un horripilante viaje en taxi, estoy desparramado sobre una camilla de la Clínica Las Lilas, donde el doctor me coloca dos dolorosos puntos en mi lengüita amputada. A sus espaldas, dos enfermeros y la recepcionista me contemplan entre carcajadas, pues de alguna manera han averiguado cómo chucha sufrí tan extraña herida.

Comments

  1. Concuerdo con @El Cerdo

    Te deberiamos contactar unos sicarios pa que le den el bajo a la ruda Enriqueta.
    Un poco de dignidad conchetumare! solo eso te pedimos y que en el proximo relato te comas a cuanta peuca se te aparezca delante de tu querida Enriprieta.

    saludines.

  2. Te lo teni merecio por maraco… mirate que dejarse pintar los ojos el muy wuecoldo………. todo mal!
    Acaso vay a dejar que te haga la pre-evaluacion del examen a la prostata?…
    En todo caso, la mina se merece la tremenda ni que patá en las tetas y su meada en la cara por agila, …

  3. Este saco de wea existe o es solo la imaginacion calenturienta de algun “literato” sadomasoquista?
    Como pueden haber personas TAN weonas!

    CERDO: por favor, si este weon es real, dale una patada por mi tambien!

  4. Lamento decirte mi querido Distemper, que has contraido el vih 🙂
    PD: Buena historia weon, me cage de risa.Lo otro las goticas son malas wn

  5. este wuevón ya no tiene remedio.. de seguro tiene un CI un punto menos que un mono

    has un hoyo y entierrate solo…….

    algo de verdad debe haber en el relato

  6. Miren putos, acepto que el culiao que no haya hecho el loco enamorao de una mina venga acá mismo a apretarme los cocos con un alicate. Como esos hueones no existen -o son más maricones que los arrieros- estimo que mi anecdotario es de lo más ejemplar.

    Además, debo decir que mis largas pestañitas maquilladas con rimmel se veían de lo más coquetas.

    Gracias por sus lindas palabras. Y chúpenlo rico.

  7. jajajajaja leo los comentarios y me cago de la risa jajajajaja wn eres patetico como puedes llegar a ese extremo, jajajajaja pero sigue asi por que cuando comentan me da risa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *