Anecdotario de Manchas de VinoDía viernes y uno de mis grandes amigos me avisa que hay carrete donde un vecino suyo, un francés pobre, hediondo y miserable al más puro estilo Manu Chao, por ende carrete pasado a centro cultural okupa…

Llegamos, la cosa pintaba pa fome, pero yo iba prendido, llevaba celebrando tres días que faltaba poco para vacaciones, asi que poco me importó. El dueño de casa y cumpleañero me ofrece un ponche que estaba sobre la mesa, cuando iba tomando, unas palabras atravesaron mi cerebro al más puro estilo del “Puño Fantasma” del caballero fénix: ”las frutas las tengo reposando de las 2 de la tarde” dijo este culiao. Conchasumadre, qué me dicen… se me había terminado de pasar la curadera de ayer hacía menos de 4 horas y me salen con esto, “esta noche será de temer”, pienso.

La noche pasaba y el convite seguía fome. Mi amigo, su vecino y otro amigo inventando temas para apaciguar el silencio que nos recordaba lo cómodo y confortable que sería estar durmiendo a esa hora, cuando de repente entra toda la jauría: llegan unas 20 personas juntas de un viaje a saludar al cumpleañero incluyendo a otro gran amigo mío.

Un copete por cabeza y el ponche hacía estragos en mi organismo lentamente. Llegaron los músicos, los hihoperos, las infaltables maracas amigas en celo, el maraco amigo peluquero, el guaton inmundo pero gracioso don barriga, los más colados que uno, “tamos listos papá” me dije, la hueá se había prendido con cuática. Destaco entre los que llegaron una antigua compañera de colegio, la típica hueona que fue a la primera que le salieron tetas, la primera que se puso a pololear, la primera que lo soltó y obviamente la primera que se fue preñá y eso me ahorra muchas explicaciones subsecuentes (recuerden cuáles eran sus amigas/conocidas que quedaron preñás primero).

Pero no todo era tan bueno: quien alguna vez fuera protagonista de nuestras babosas y sexualmente incipientes dedicatorias colegiales, hoy era la imagen viva de Kirby, una masa culiá deforme y aborrecible. Era una teta con patas (sí, solo una), una lástima ver lo que el tiempo había hecho con su repelente humanidad.

La historia de aquí en adelante tomará ciertos suspensos, el ponche me obligaba a apagar mi capacidad racional, pero mi cuerpo seguía dando jugo y haciéndose de amigos sin parar.

Mi siguiente recuerdo me lleva a estar lleno de humo engulléndome un choripan con el ají más heteromacho que he podido comer (admito que una lágrima corrió por mi mejilla) eso me obligó a recuperarme, yo ya conversando con todo el mundo mi vaso se llenaba solo, unos monos me ofrecen un poco de paragua, no gracias coomparito (para qué explicarles que no fumo drogas de payaso del Timoteo, mejor hablarles en su lengua nativa para evitar linchamientos y acusaciones de ser rati encubierto).

A esas alturas ya mi cerebro se encargaba de mantenerme de pie y de hablar hueás solamente, mostrando lo abierto de mente que puedo ser en este estado me pongo a hablar con el amigo gay de las meretrices del caño y si hay algo que olvido es regular el volumen de mi voz, así que yo le decía a viva voz weas como no, si da lo mismo si un hombre está con otro y bla bla bla y se escuchaba hasta la esquina de al frente, ahí aprovecharon los mismos monos de antes para juzgar mi poco clara sexualidad.

Volví a las lagunas mentales, recuerdo vagamente que se pusieron a tocar música dentro de la casa, me recuerdo a mí abriendo el refri car’e raja, a mi en el segundo piso de la casa a pito de nada, a mi haciendo koalas con las chiquillas templadas (o sea casi todas las culias presentes), y nada más, lo que viene posteriormente me lo contaron, yo insisto que me fui a dormir a mi casa luego del baile.

Mi amigo de la invitación se fue a su casa, y yo como buen paracaidista no me iba hasta que el copete se acabara, pero mi otro amigo sabiamente me dijo a veces es mejor partir pequeño padawan, porque la cosa andaba media tensa y era lo más prudente, pero primero fue a la cocina por un par de vasos de vino para el camino, nos vamos yendo y en la puerta lo detiene el Hueón de la noche, el que andaba duro ofreciendo combos hasta a la mina que no quiso bailar con él, y le pide el copete de manera poco ortodoxa, mi amigo le pasa un vaso pero este insistía en querer los dos, se ponen a forcejear y mi amigo le dice bueno si tanto lo queri tómalo y le suelta los dos vasos en la ropa, ahí el hueón explota de ira y empieza a tirar combos al aire, yo del fondo de algún bar de mala muerte grito qué te pasa con mi amigo tonto pesao!

El tipo me empuja y mis piernas de fideo cocido me arrojan contra el charco de vino y yo cual tortuguita de espaldas no podía pararme, en eso sale el hihopero, que también había tenido problemas con el tipo denso, con ganas de mostrar sus capacidades de espadachín breve extrayendo de entre sus ropajes, y a presurosa velocidad, un estoque más puntudo que periodista en debate presidencial. Entre toda la trifulca mi amigo fue a excusarse con los invitados ganándonos el apoyo de todos, nuevos contactos de facebook de todas las chiquillas, y la botella entera del vino de pasada, según lo que me contó.

Comments

  1. ¿Y pa esta hueá hueveaste tanto culiao? ¿Pa’ ese final tan misérrimo de mierda de sucesos que padecen el 70% de los mono-sapiens chilenos?

    Espérate no más, que las patás en la raja se vienen!

    Igual me reí, pero el final culiao pobre.

    Saludos!, El Cerdo

  2. puta el final fomeee wnn….esperaba que te tirases a la Kirby o una wea así….

    igual chistoso todo…menos el final
    para la próxima, por ahora solo un jumbito ctm!!

    saludos borrachines!!

  3. Fome la wea………redacción como la callampa … sin hilo conductor….. pésimo remate…

    como el culo la wea!!!… tirate a un pozo!…

  4. el final estuvo ordinario lo asumo, pero simplemente porque me lo contaron, yo estaba tranquilo en el fondo de mi ser, mientras la conga seguía, para la próxima intentaré acordarme del final

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.