Magistralosa, es un especímen con escasa sanidad mental, que ha vivido más que Matusalem y no le ha ganado a nadie. Dentro de todo, es winner y suele dejar la cagá con quien se le acerque. Acérrima defensora de los juegos clásicos de windows y fanática del dinero.

Amor a la MesaMi  gran amigo personal, Adrián, es un joven médico de la célebre Universidad de Chile. El año 2004, siendo el  flamante prometido en matrimonio de una señorita llamada Paloma, se fue a tomar un  copete con su media naranja a algún antro de alcohol en pleno barrio Brasil; hasta ahí, todo va viento en popa para la feliz pareja. Entre la amena charla y los arrumacos clásicos de un par de hueones idotizados por el amor, se acerca una garzona con cara de cabra chica caliente,  a consultar si “está todo bien” con una bandeja llena de piscos sours en una de sus manos.

Como la vida es bastante buena pal hueveo, a la señorita en cuestión, se le vuelcan encima de Paloma, las 12 copas del brebaje consagrado CHILENO,  dejando la tremenda cagá en el barsucho. Paloma, quien tiene bien poco de “paloma” y cae en la categoría de “bestia”, se enchucha y empapela a groserías a la pobre garzona.


“Ahueoná! Mira como me dejaste!!!!” –La increpa duramente-

“Disculpe, por favor!!!!!!!” –Casi llorando, suplica la garzona, mientras le pasa un pañito por los jugos ácidos y pegajosos que escurren desde la cabeza hasta los pies de Paloma.-

“Sácame las manos de encima, mongólica!” –Le grita enajenada, Paloma, a punto de sacarle la chucha.-

Viendo tal cagá, Adrián le pide a la garzona que acompañe a su pololi al baño para intentar salir del bochorno lo más airosa posible. Ella, obediente, parte a la imposible enmienda a ver si puede solucionar algo.

Esa mínima conversación fue fatal, mi querido amigo Adrián, se enamoró fulminantemente de la garzona. La protagonista de esta hermosa historia, la sita Malena.

Adrián, el cachero de las pampas no perdió el tiempo, y mientras las dos mujeres estaban en el baño, registró datos importantes en una servilleta: Nombre, mail y teléfono, para ser entregado de la forma más vil a la señorita Malena.

Como Malena es una maraquilla en potencia, y el lolo le removió la coneja, no se dejó esperar y llamó por teléfono a Adrián al otro día:

“Hola, soy Malena, la garzona del bar. Qué onda que me dejaste tu número?” –Haciéndose la gil-

“Ah, no, nada. Quería agradecerte por la ayuda con mi ‘amiga’ ayer” –Cínico, le responde Adrián-

“No fue nada, gracias de todas maneras” –Esperando que Adrián le diga algo.-

“Pucha, quería ver si me aceptarías invitarte un trago por la buena onda” –Sacando el colmillo en breve, antes de que la chica se le escapara.-

“Y tú polola no se enoja?” –Tanteando terreno-

“NOOOOOOOOOOOOO!!!!, si no es mi polola, es una ‘amiga’ nomás” –Ah ya-

“Igual me da como lata, no sé, no te conozco”

“Mira, así se parte, conociéndonos. Qué mejor oportunidad de conocernos, saliendo a tomarnos algo?” –Jote máximo.-

“Bueno ya, el Viernes, te tinca?” –Poniéndoselo en bandeja-

“Pero por supuesto!” -Se armó el hueveo-

Así comenzó la linda historia de amor de este par de hueones, sin pensar ni un poquito en el cornudo corazón de Paloma, quien está ciega de amor por Adrián, preparando el velo y el ramo para su futuro matrimonio con aquel chicuelo.

El día Viernes llegó y un acicalado Adrián, sale al encuentro de su graciosa conquista. Al mismo tiempo, Malena hizo lo suyo. Cuando se encontraron, el amor brotó por los poros de estos dos, hasta el momento de la conversación:

“Cuántos años tienes?” –Pregunta Malena-

“27, y tú?”

“17”

17, chemimare!!!! A Adrián, se le cayó el poco pelo que le quedaba en la cabeza, pero, como el amor es más fuerte, se pasó la ley los prejuicios por la raja, así que con unos cuantos copetes encima, Adrián, deseoso, se animó a besar a la lindísima Malena, quien no chistó ni se arrugó en responder el tierno beso.

Como esta historia es decadente, no faltaron los sapos que siempre te ven cuando uno anda en malos pasos, y fueron corriendo a contarle a la Paloma, que su novio, el hombre del millón de dólares, se estaba besuqueando a vista y paciencia de todo un bar, no precisamente con ella:

“Así te quería pillar, hueón de mierda! Y con esta pendeja culiá?????”

Después de propinarle 3 cachetazos bien plantados en el hocico a Adrián, se dio media vuelta y le gritó:

“Lo nuestro se acaba acá, ordinario!”

Adrián, quien estaba embobado con Malena, más que sentir rabia o reaccionar de alguna manera común, sintió un alivio extremo al ver que su relación de 3 años, noviazgo incluido y planes a futuro hechos mierda, se fueron al cuerno.

Malena, entre asustada, maquiavélica y feliz, increpa a nuestro héroe:

“Me dijiste que era una amiga! Mentiroso!”

“Pucha, es que estábamos mal, yo iba a terminar con ella el día que nos conocimos, en serio!” –Desesperado intentando arreglar la hueá-

Malena, que se las sabe por libro, se hace la ofendida un rato, y a los minutos, acepta que Adrián le brinde las más mamonas y cursis atenciones, dando chipe libre a su calentura, logrando lo que una pendeja de 4° medio, en su vida soñaría: Tener a un hueón baboso, con lucas y a sus pies.

Él, era feliz con su cabra chica linda, y que nadie le diga lo contrario:

“Total, -piensa Adrián-, pa’ chantar el paté, una pendeja es lo más simple de engrupir, y la mina está rica.”

(Continuará…)

Comments

  1. Puta la wea…hombres culiaos…..mueranse todos….calientes culiaos…ya quisiera ser la pendeja esa ajajajjaaajajaja dijo la picá!

  2. Malena que nombre mas casquivano, jojojo esta historia se torna interesante me tinka k terminara en pañales o rejas.

    saludos Magistralosa 😉

  3. Maravillosos hediondos y señorita aroma a rosas, esta historia es bastante maldita, nos llevará a un encuentro cara a cara con la decadencia y humillación más grande.

    Pero no por eso, dejaré de responderles con todo el amor que merecen.

    @Cerdis: Caliente, pero notable! XD

    @Feadim: Pobre? Tu pico!

    @Francisca: No desearías ser la Malena, te arrepentirías en breve.

    @Jot@: Obviamente los nombres son ficticios para guardar la integridad de los protagonistas. [Aunque el nombre real de la involucrada, es más de night clú, que “Malena” Juajauajua]

    PD: La historia terminará linda y los hará felices y dichosos de ser personas normales y decentes. =)

    Chupen pico y traguen semen.

    Los quiero. Putos!

  4. pa mi que tiene 14 la cabra chica. Adrián será sometido al maximo chantaje y/o Humillación realizada a un ser humano.
    Buen relato, esperando segunda parte.

    PD: @Magistralosa, te estás transformando en mi amor platónico…

  5. jajaja Adrian caera en las Redes de la PDI, se viene eso con ganas hahaha o quizas con que sorpresa bajo la manga aparezca Malena jajaja, lo que esta claro es que se cumple el gran dicho de campo “Un par de tetas tira más que una yunta de bueyes”

    saludos magistralosa, se nos vienen lso terremotos!

  6. Wjaja… Estúpido. Piensan que las mocosas estan babosas por ellos cuando la weá es al revés en cuática. Aunque es mejor cuando rondan los 40 :[

  7. Esta wea no termina en guagua ni cagando… total el hombre es medico, o sea aborto gratis!…
    Pero a magistralosa, le tengo fe (no como al puto de distemper!), si la historia anterior termino con un “what a loop!” y un torrido lesbianismo, esta no puede ser menos… ( y si lo es, me deberás una guena shupá por hacerme perder el tiempo…)

  8. Excelente historia, ansío la próxima parte.
    Encuentro que están bien hechos los díalogos, me los imagino hasta con el tono de voz.

  9. ARGH!

    Aunque en estos momentos debiera estar metida en una ducha, preferí fumarme un pucho -puaj!- y responderles.

    @and3: No, la Malena tenía 17, es malvada, pero nunca tanto. Si una pendeja de 14 trabaja de noche en un bar y fuera mi hija, yo tendría que ser prostituta y mal parida para mandarla a que se lo pongan sin piedá.

    De que es una cabra culiá bastarda, lo es. Pero, dejémoslo ahí nomá, mire que ya es tardísimo.

    PD: El amorsh platónico es una BASURA! Haré una crítica respecto a eso. 😉

    @Búfalo: Lamento decepcionar. La PDI en esta etapa no tiene ná que ver. -Aunque siempre debió intervenir y salvar a Adrián de las fauces de estás malas mujeres-

    Las mujeres son malvadas. Cuídense culiaos.

    PD: EH EH EH!

    @vidalitro!: Si se calentó con esta historia, es que está mal enfocao y le falta pico hace rato. En San Camilo cobran barato, y son tremenda minas. Mámelo!

    PD: La Retrechera escribe columnas calentonas. Vaya y sacie su necesidad erótica allá.

    @Camila: Lindi, toda la razón! -Los de 40 están hechos pico!-

    @Er Chucu: Vamos a ver entonces qué chucha pasa. XD

    @Ansiethrash: Gracias!

    Buehhh, pasó mi cuarto de hora. Debo cumplir con mis obligaciones de esclava.

    Pico para todos!!! [Sobre todo para Vidalitro!]

    Que venga la modelo y adelante estudios!

    😀

  10. ¿Crítica de amor platónico?. 95% chuchadas, 5% crítica.

    ¿Me equivoco?.

    PD: Srta. Magistralosa, mi nick tiene una “h”.

  11. Jaja, chuu, media cagaíta. Por eso, mejor nunca creerle a un pajarón que te diga que salía con la “amiga” a un pub. Es que parece que seré garzona si Dios se hace el tonto….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *