Instrucciones para vivir como pobre

Distémper es un hijo de puta con serios problemas, aparte de arribista reculiao y pasao a caca. Al menos -algo es algo- no es shúper.

Instrucciones para vivir como pobreCosas que aprendes cuando no tienes nada que hacer en Madrid, estás más solo que la chucha, te recagas de frío y la plata comienza a mermar:

– Lo que tú -cómodo gato santiaguino- entiendes por frío es una tacita de té: frío es amanecer con escarcha en la nariz,  testículos entumecidos y las patas anestesiadas aún cubiertas por tres pares de calcetines.

– La mejor forma de aguantar vivo y sano en una pieza sin calefacción es jamás sacarte la ropa, ni siquiera para dormir ¹. ¿La ducha? Olvídala, sólo sirve para congelarte. Con una lavadita de cara en la mañana y el sobaco embadurnado con desodorante nadie notará tu olor a sarcófago.

– Un libro, en lo posible el más largo e imbécil de todos, hará que los días muertos pasen rápido. J.J. Benítez puede convertirse en tu mejor amigo: ¿Sabías que un astronauta viajó a los albores de la era cristiana y descubrió que Jesús era un ET? ¿No sabías? Pues ahora sabes, cretino.

– Cuando te aburres del encierro, caminar sin destino alguno durante horas y horas puede llegar a ser entretenido. Mareado por la falta de proteínas, puedes incluso disfrutar el valor patrimonial de un semáforo o un block Corvi.

– Si ya es mucha la desesperación -y además llueve a cántaros- una gran idea es entrar al restorán más ordinario posible, pedir un café grande y aprovechar de leer toda la prensa para matar las horas (y no desmayarte). Si el mozo te mira feo, acúsalo de racista.

– Tu primer día sin comer es terrible; el segundo, bastante más pasable. El tercero ya no cuesta ná.

– La mejor dieta del mundo es no probar bocado. Cada día sin comer equivale a dos kilos menos y te ahorra el incómodo trámite de encontrar un wáter limpio para defecar. Llegué a Europa pesando 74 kilos y con indignas tetas decorando mi tórax; me fui con 46, apolíneo (?).

– La verdura siempre es barata y con cualquier vegetal se pueden preparar sopas: sopa de apio, sopa de perejil, sopa de lechuga (!), sopa de papa, sopa de tomate, sopa de ajo, sopa de pimienta. La sopa, amigos míos, mata el hambre y tempera.

– Un pucho puede alcanzar para tres fumadas, apagándolo con cuidado para que no se te queme en el bolsillo y te chamusque las bolas.

Vivir como pobre, en suma, es la hueá más sencilla del mundo: un par de semanas de práctica y ya estás listo para disfrutar de la vida como una escoria humana.

¹ Efecto indeseado: luego de diez días sin mudar tu vestuario, notas que tu pecho, muslos y entrepierna lucen un profuso sarpullido. Son cientos de granitos -alergia a la mugre, tal vez- que no pican pero se ven feos en la intimidad. Lo bueno, claro, es que viviendo así no tienes intimidad con absolutamente nadie.

Comments

  1. fome, indigno, con fobia al frío y a la ducha, o sea un cochino de mierda…
    quédate en el país de los gilipollas pedazo de caca.

  2. Semanalmente leo tus relatos, no por admiración si no que por ocio diría yo…

    Y si hay algo que puedo decir con certeza, es que sabes convertir el fracaso en poesía.

    Si hubiese más gente como tu, habrían menos sicólogos y más poetas.

    Gracias por morir en vida!

  3. A todos los conchasumadres: Déjense de alegar tontos reculiaos. ¿Que a caso son muy bacanes que putean a este pobre infeliz como si fuera la lepra?

    -Si, es un imbécil, lo sabemos.
    -Si, dejó que le pegaran: Lo sabemos.
    -Si, es una escoria de ser viviente. También lo sabemos.

    Pero sin sus basuras semanales, no podríamos valorar nuestra vida y darnos cuenta que, a pesar de ser un fracasados, estamos mejor parados que él.

    Chúpen la que cuelga. Viva (o muera) Distémper.

    Saludos! El Cerdo

  4. en mis peores días de estudiante, por tomarme toda la plata del mes vivi un par de días de caldo maggi, mostaza del macmierda, hielo y alfombra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *