Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Y no te doy otra no más!

Los chinos nos han demostrado que siempre pueden ir un paso más allá en ámbitos de la estupidez y el honor.

Bueno, para ser exactos, estos gordos no son chinos, son japos, lo que para efectos prácticos es lo mismo ya que esa mierda de andar distinguiendo asiáticos es de comunistas y hipsters.

No contentos con haber sido diezmados por dos bombas atómicas, tener la tula chica y hacer dibujos animados epilépticos, hoy día nos traen este nuevo “arte”, tan dudoso como el sumo, el origami o las geishas, consistente en agarrarse a tubazos de neón en la cocorota hasta caer inconcientes al piso, no sé si por los golpes o por la pérdida de sangre. Me importa bien poco la verdad.

Lo reconozco: Con CastroAnsieta nos agarrábamos a golpes en las manos con tubos de carton para enrollar textiles mientras estábamos en el Centro de Estudiantesde Diseño para eliminar estrés. Pero ello no implicaba sangre, solo dolor, a no ser que Castro le diera por metérselos en el culo, cosa de la que no fuí testigo pero corrían rumores, sobre todo desde que viajó a Japón.

La hueá es que si estos chinos son el puto futuro de la humanidad ¿Qué nos queda a nosotros? ¿Agarrarnos a lumasos? ¿Pegarnos con bombillos? ¿Una nueva forma de gobernar?

Grandes enigmas.

Y no te doy otra no más!
PD: Bonus Track. El Que la hace, la paga!

Comments

  1. a los japos las bombas les hizo mutar el cerebro, no pueden ser más freaks. los gringos deberian tirarle un par de bombas más porseacaso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.