Pobre.

Dentro del mundo de las depravaciones sexuales hay una gama super amplia de cosas que uno puede meterse por los orificios en el cuerpo. Claro está que una de las mas extrañas (después de la ya tan comentada masturbación masculina metiendo alambres por la uretra) es la cerafilia, la cual consiste en meterse restos de cera Virginia en orificios placenteros y dejar que se derrita dentro de tu cuerpo.

Claro esta que algunas se impresionan abrazando a un monigote de cera de 2 metros y otras van mas alla descubriendo el placer al bailar perreo chacalonero con un beisbolista tieso.

Buenas noches cerófilos!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.