Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Como diría Luca Prodán: «Juventud, divino tesoro».
Y como diría yo: «Infancia, divina estupidez».

Los niños son aquel prototipo de adulto que para completar ese largo camino hacia el fracaso con dignidad, deben pasar por procesos de dolor que los hacen cambiar, vivir y perder masa encefálica.

Observemos y aprendamos de Macaruchi: El visionario.

Comentarios

  1. Wuajajajajaja Cabro rql con los reflejos de una tortuga.

    Como que los cabros chicos en el fondo desean sacarse la chucha gratuitamente.

  2. Primero, no puedes ser tan imbécil para tirarte en una bajada sin frenos.
    Segundo, no puedes ser tan idiota como para no doblar.
    Tercero, no puedes ser tan gay para gritar «yaaaa» teniendo en cuenta que lo que viene es una rinoplastía segura por idiota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.