Saca la mano ctm intro

Magistralosa, es un especímen con escasa sanidad mental, que ha vivido más que Matusalem y no le ha ganado a nadie. Dentro de todo, es winner y suele dejar la cagá con quien se le acerque. Acérrima defensora de los juegos clásicos de windows y fanática del dinero.

Saca la mano ctm introConocí  a mi gran amigo  Rolando, como dos semanas antes de casarme. Como él pololeaba con una de mis mejores amigas, era obvio que iría a mi matrimonio. Así que sin más, nos hicimos “amiguis” desde ese día.

El Rolo es un ser bastante especial. Oriundo de Viña del Mar, proviene de la más selecta raza de Marinos, pacos, polis y cuánta hueá existe en esa fauna particular. Rolando tiene dos hermanas, la Sofi que fue una seria representante de la PDI, pero que dejó la institución por no permitirle casarse con un civil, pero que hoy, se desempeña como una hermosa Educadora de Párvulos de unos 40 años . Es  la “tía” de los hijos de marinos de altos rangos, donde su padre es casi el Arturo Prat de algún barcucho militar. Es decir, casi la misma mierda, pero con otro aroma.

La otra, la Ceci, una Capitán de Carabineros, de mi misma edad, que trabaja de “infiltrada” en los casos más bizarros de drogas, trata de blancas, y no sé qué chucha más, en el Aeropuerto.

Rolando tiene 38 años en la actualidad, quien,  cuando cumplió los 15 años , su padre le informó amorosamente, que “se iba cagando a la Escuela Naval”. Este engendro de mierda, se negó hasta el hartazgo y con violencia, negando su puta suerte, se rebeló ante su padre y juró que “jamás sería un marino culiao”, provocando la ira inmediata de su padre, quién juró que SÍ sería un marino reculiao, aunque fuera a punta de patás en la raja.

Rockero hasta la médula desde cachorro, él quería tener una vida llena de sexo, drogas y rock and roll, cosas que la marina no le daría ni cagando. 3 Días duró adentro, porque no se le ocurrió nada mejor que putear a un par de pajarones, y agarrarlos a aletazos. PLR y fuera.

Sabía que lo hacía a conciencia, así que a conciencia también, tenía más que claro que el papá, Almirante o  no sé qué chucha de la marina, le iba a volar la jeta a charchazos.

Rolando sobrevivió a la golpiza de su padre, y al salir del colegio, dio la P.A.A. sin mejores resultados, que entrar a estudiar Ingeniería en Turismo al Duoc. Estudio sus 5 años tranquilamente, no era de los mejores,  ni menos brillante, pero salvaba. Carretero extremo, al titularse, su padre le dio unos millones pa que se fuera a recorrer Europa. Este hueón, rayaba con Canadá, de donde había conocido a unos minos rockeros de mala muerte, y su sueño era ir a vacilar con los locos. Así que pasándose por la raja las intenciones del padre, pescó sus pilchas y se mandó a cambiar al país del norte. Partió todo el verano a Canadá, conoció las drogas duras, el sexo brutal, y el pasarse por la raja los prejuicios y cartuchismos que tan instalados están en los tercermundistas indios sudamericanos.

“PAÍS DE MIERDA!” –Reclamaba, cuando estaba acá-

Rolando tenía que trabajar, con unos buenos contactos del padre, le consiguieron un puesto bastante digno y de buena categoría en el Hotel O’Higgins. Ganaba buenas lucas, y le daba la facilidad de chupar todo el día gratis, fumarse todos los pitos del mundo, y la mano más grande de todas: Pisarse a cuanta culiá llegara a trabajar nuevecita de paquete, o pasajera rica que se iba en la volá para conseguir algo del hotel.

Así pasó la vida, hasta que un buen día, el Rolo, cansado del yugo laboral, de cumplir horarios, de seguir en el sistema que tanto detestaba, mandó todo a la chucha, y se independizó. Se instaló con una hueá de “Pintores asociados”. En palabras simples, le pedían un hueón pa pintar una casa, y él con un amigo, se turnaban pa pintar y el otro hacer de “manager”. Con los contactos del papá, les salió la tremenda pega en el Festival de Viña, ya que ellos estuvieron a cargo de todo lo que era pintura en el magno evento. Por ahí conoció al Chelo, y se lanzó más aún a la vida loca, pero eso ya es historia para otra semana.

Sólo debo mencionar, que el Chelo le ofreció pega en Santiago, y ahí fue cuando lo conocí unas semanas antes de mi matrimonio.

El día de mi casorio, mi amiga, la polola del Rolo, -Que es de la V región también- Me llama y me dice que su tía querida, sufrió un ataque al cucharón que casi la despacha, por lo que no podría ir al matrimonio, “Pero no te preocupes! Rolandito irá por los dos. Amiga, te deseo la mayor felicidad del universo, cuídame al Rolo, y que no se meta con ninguna culiá! y blablablá”.

Mi confianza con él, no era de las mejores, pero bueh. No quedaba de otra.

Como Rolando es bueno pa’l copete, el bar abierto de mi casorio le cayó de perillas. Tipín 1 am, ya con agua en el bote, se anduvo calentando con una de mis invitadas, la Marcela Paz. La Marcelita, como no lo hace nada de mal, se anduvo entusiasmando con Rolando, y me preguntó así, como si nada, si a mí me molestaría que “ella tuviera algo con él”. Como a mí me importa una soberana raja lo que haga el resto, le dije que hiciera las hueás que quisiera, total, no era mi problema. Mal, si pensamos que ella no es mi gran amiga y que el Rolando era pololi de una gran amiga. Mínimo, haberme ofendido por la pasá de raja a mi amiga Su.

Pasaba la noche y estos dos pasteles, hacían de las suyas en los jardines del Club de campo en el que me casé, cuando por ahí por las 4 am, viene este hueón de Rolando desesperado, a pedirme “un favor”:

“Iso, necesito urgente que me pasís un condón!”

“QUÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ?!?!?!?!?!?!”

“Me podís pasar un condón?”

“Voh estai loco culiao! Me estoy casando!!!! Cómo chucha se te puede ocurrir pedirme tal imbecilidad el día de hoy!?!?!?!?!”

“Me podís pasar un condón o no?” –Me echa la foca el muy hijo de puta.-

“No hueón! No tengo condones, o sea, es la última hueá que tendría guardada en los ‘bolsillos secretos’ de mi vestido de novia! DESUBICAO RECULIAO!”

“Ah, entonces me consigo uno con Ramón.” –Porfiando al máximo.-

“Ándate a la chucha!” –Lo despacho con ira.-

Ahí mismito caché que mi maravillosa relación de amishtá con él, sería de dulce y agraz.

(Continuará…)

Comments

  1. Ya po magis….que se lee buena la cosa, quiero la segunda parte…Ya pronto mandaré yo mi link para que leas mi basuricas historias!

  2. Interesante la historia mujer.

    Una pregunta: es ficcion, o todos estos pelafustanes existen y son tus “amigos”?

    Si es asi (real)……….puta los amiguitos/tas que te gastai!

    😉

  3. Tengo una pregunta: ¿para pedirte un condón el día más nefasto de tu vida era necesario contar toda la historia de su puta vida?

    Te quero Lulón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.