Pobre.

Es sabido por todos que no hay nada mas divertido que ver como un gordo intenta bailar. Hay casos sublimes llenos de magia romantica y otros llenos de fecas mundanas drenadas desde el ano con pus de un gordo negro y hipjopero.

¿Cual veremos en este caso? Juzge usted mismo

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.