Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

El fin del Amor

Todos sabemos que las minas son bencineras. Es una realidad tan cierta como que practicamente cualquier católico desprecia a Ratzinger como su Papa, etc.

Pero no solamente es necesario tener un auto, sino que tenga un tamaño decente. Este es el caso de Edenson, quien luego de hacer todos los esfuerzos físicos y económicos para poder trancarle los porotos a Britanny, ha tenido que constatar que todos sus esfuerzos de enano no son más que basura y que tendrá que continuar fornicando ovejas de modo furtivo.

Calculaste mal Edenson, dile adiós a tus fantasías de mirador. Adentro de ese auto lo único que podrás hacer es autochuparte la coronta.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *