Crítica de Fin de Año

Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Crítica de Fin de Año

Llega el fin de año. Implacable. Un clásico de la vida, a no ser que seas un viejo moribundo o ya te hayas muerto (en el segundo caso no puedo entender como sigues leyendo este artículo).

Pasa que es una especie de tradición terminar el año, en términos conceptuales. Sé que pensarán que estoy consumiendo algún tipo de droga en estos momentos pero no es así. Soy así. Quiéranme.

Primero, la navidad: Celebración despreciable, ineludible en la cual tus seres queridos claman por algún regalo como recompensa a soportarte, para lo cual debes hacer el atisbo de buscarles alguna mierda que no les resulte vomitiva y que en su fin último, resulte útil.

Ya lo dije en la Crítica de Villancicos que me tiene sin cuidado, lo que no quita que todos los demás anden idiotizados comprando hueás de manera compulsiva sin saber realmente porqué. Sumémosle a esto el factor de que en Chile NO HAY BLANCA NAVIDAD. Por el contrario, es una época de mierda calurosa, lo que contibuye a la esquizofrenia masiva.

La gente se vuelve improductiva pero quiere terminar todo para no dejar pendientes, volviendo una paradoja laboral bastante imbécil que implica hacer mil hueás mal, lento y en modo zombie.

Por lo tanto, se vuelve un período de estresante espera y desocupación, que como dice el dicho, es la calma ante la tormenta, pues en Enero vuelve el desespero, los cierres y todas las necesidades de la humanidad antes de Febrero, que es un mes muerto como corresponde.

Pero aún no. Mandas un mail, lo respondes tarde. Mandas una encomienda, llega tarde y cuando llega, el lugar está cerrado y la reprograman para después de las fiestas. TODO está en un mood de paja incontrolable, lo que se volverá una vorágine de idiotez luego cuando sean las horas previas al Año Nuevo, para luego, caer en una nueva y definitiva semana de paja post-festejos que dan comienzo al siguiente año.

El Año Nuevo en si es una trampa de doble filo: Es una celebración, pero te obliga a pasarlo bien a como de lugar pues sino auguras un año de mierda aburrido, solitario y mediocre. Esto implica programarse para pasarla bien, buscar un lugar, coordinar gente y vestirse de manera decente, para no sucumbri al fracaso.

Llegado el momento, te das cuenta que preferirías mandar todo a la mierda pero la propia presión social hace que no puedas escapar del jolgorio, pues algo absolutamente ineludible y que no tiene que ver siquiera con religiones. Los chinos y los judíos con sus calendarios me los paso por la raja.

Es así como llega el momento en que cruzas ese límite psicológico del año y que es nada en realidad pero si lo parece, y llega esa incertidumbre de mierda de afrontar todo desde cero sin saber que mierda va a pasar. Pero siempre, con la esperanza que sea mejor o al menos no peor que el anterior.

Este ha sido un buen año, aunque burócrata. Donde la paciencia ha sido plato fundamental para que las cosas anden. Andateala.com se ha convertido en el verdadero y oficial sitio de los niños y, aunque cada día nuestros posteadores y colaboradores sean más pajeros, el sitio sigue en el corazón de los monos, lo que me llena de satisfacción.

Espero que no tengan un año de mierda. Y si lo tienen, es porque lo merecen.
Un besito.

PD: la foto es absolutamente gratuita pero aparecía en la primera página de búsquedas de “fin de año” en Google images.

Comments

  1. Ver el tag “paz” junto al de “putas no tiene precio jaja..

    Nota aparte es el tema de las fiestas masivas basura de fin de año, dan para toda una critica aparte: El stress maximo de las barras colapsadas por zombies desesperados por alcanzar un copete. Y de paso reirse de los organizadores idiotas que han visto sus permisos cancelados.

    A todos los monkeys de este sitio, les deseo un gran año 2011

  2. El año nuevo es el único día del año donde puedo llegar raja de curao a mi casa y a la hora del pico sin tener que dar explicaciones.

    Sin embargo, encuentro enfermo de aweonao pagar como 15 lucas en un evento de mierda donde van a haber pendejos jugosos que te van a mirar feo hasta porque los topaste con el hombro, además de que las barras están llenas de zombies aweonaos como dijo alguien más arriba.

    En fin, si carreteo será en la casa de alguien en un ambiente piola. Si no encuentro algún mambo, me importa un pico. Será otro día para dormir tranquilamente.

  3. Toy en una fiesta culia com cumbias culias fotocopiadas del mismo evento de hace 12 meses atrás
    ¿Cual es la puta manía de poner “la peineta” o “macondo” y andar gritando como habitante del pequeño cotolengo ?
    Me chupa un huevo la fiesta de fin de año

  4. La imagen es como mi fiesta de fin de año… Naaa.
    Lo único bueno de esta fecha culiá, es que te podís curar como tagua y en la calle, es decir, te ahorras la entrada de una fiesta fifí de mierda (por lo tanto, una escucha la hueá que quiera), el sobrecargo de el alcohol y la bencina. Maravisha 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.