Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Pedaléame la Coronta

La bicicleta, célebre vehículo ligero a tracción humana que, a diferencia de los carros de feria, pemiten desplazarse con velocidad, dignidad e independencia por la ciudad hasta que te atropellan, es también a saber, un gran atractivo sexual sobre todo para las féminas sedientas de leche de macho.

En esta esquela, coleccionada por mi tía Alicia y que fue encontrada por mis sobrinos mientras intentaban robarle algo del dinero de su pensión, podemos apreciar a una dama en el momento exacto en que es acomodada para senda penetración ciclística.

El galán, muy al estilo de su época, luce una frondosa chasca tipo “Cazzely” y atuendo apretado que permite distinguir su naciente ponchera, al tiempo en que la peliteñida damicela mira a la cámara haciéndonos saber que para ella esto no es gran cosa, lo que implica un gran conocimiento en las lides coitales.

Una imagen idílica para tiempos de pornografía barata, Yingo y presidentes submarinos.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.