República de Mierda

Magistralosa, es un especímen con escasa sanidad mental, que ha vivido más que Matusalem y no le ha ganado a nadie. Dentro de todo, es winner y suele dejar la cagá con quien se le acerque. Acérrima defensora de los juegos clásicos de windows y fanática del dinero.

República de MierdaYa que conocemos los “dolores” de Michael, debo terminar esta linda historia, AHORA.

Michael nos tenía bastante aburridos con su quejadera constante, su lloriqueo diario, y su hediondez permanente. Un buen día, no aguanté más su olor a muerto, y lo conminé a bañarse y sacarse todo lo que se llama sarro de la raja y otros sectores. Éso fue algo que a él no le gustó para nada y, ofendido hasta la médula,  desapareció por unas dos semanas de la casa. –En realidad, no desapareció, sino, sólo salía de madrugada, y llegaba a igual hora.-

Un Sábado, lo agarré:

“Qué pasa contigo, goldo?”

“Pol qué, helmanita?”

“No te vengai a hacer el hueón acá, tú lo sabes mejor que yo.”

“No, de veldá que no sé de qué tú me está hablando, mi helmana.”

“Mira, yo sé que te cayó como el pico que te pidiera que te bañaras a diario. No entiendo cómo alguien que vive en un país de mierda, con un calor demoníaco, donde la ropa se te pega como segunda piel al cuerpo, pueda soportar la cochiná en él. Lo hago por tu bien y el del resto. Tu pieza hiede a basural, y no es muy lindo que un dentista ande hediondo a culo. Qué pensarán tus compañeros? Cómo chucha lo hacís con Luzdimy? ”

“Ay, no me diga eso! Mire que acá sufro con el frío. En mi país me meto al agua “sin calor”, y es tibia, no me “enfrío”, acá a las 6 de la mañana, el agua sale congelada, y mi cuerpo consigue hipotermia. No entiendo cómo los chilenos se pueden bañar en la mañana!”

“Hueón! Vos no te bañai a ninguna hora! Cochino culiao. Sabís qué más? Si pretendís seguir así, y más encima escapando como imbécil, no vamos a durar mucho. Lo siento.”

“Es que yo, Iso, no me voy a entendel contigo, yo hablaré todo con Ramón.”

“Ándate a la chucha, guatón culiao. Acá las hueás se hacen a mi pinta, no a la pinta de Ramón, así que ni se te ocurra hablar con él.”

Michael se dio media vuelta, se fue a su pieza y me dejó hablando sola.

Como mi esposito hermoso no estaba, esperé que llegara para comentarle que estaba hasta las tetas de aguantar a ese guatón culiao, y que él, en su condición de macho alfa, lo mandara a la conchetumare.

“ARGH! Qué lata, mañana le mando un mail.”

“Hueón! Nada de mails! HABLA AHORA CON ÉL!”

Así fue como Ramón lo agarró y le cantó las claras.

Ése día fue bastante tenso, y nosotros con Ramón teníamos un carrete por ahí. Entonces, le informamos a Michael de nuestra salida, y casi como una despedida, lo invitamos “gentilmente” a acompañarnos, a lo que el chancho culiao dijo que no, ya que tenía “mucho que estudiar”. Encima de eso, nos pidió que al llegar, no metiéramos mucho boche, y blá.

“Ok.” –Fue nuestra respuesta, intentando hacer la cosa un poco más llevadera.-

El asunto es que nos fuimos a mambear, y tipo 8 am, nos fuimos a nuestro palacio. Como el carrete fue intenso, se me habían acabado los cigarros, y como –para variar- iba totalmente prendía, yo quería fumar. Ramón no estaba ni preocupado de mi necesidad urgente de echar humo, y no me pescó ni pa’l hueveo. Así que, entrando a mi edificio, me bajé del auto y salí caminando como pude a comprar al negocio más cercano. –No sin antes, dejar la pura zorra a chuchá limpia.-

Ramón no aguantó hueás, tiró marcha atrás y me encerró en plena calle con el auto, a no más de 10 metros de la entrada de nuestro condominio. Nuestra mala raja  fue  qué, –aparte de dar el más triste y lamentable espectáculo callejero, a esa hora de la mañana- en un edificio de en frente, había una pareja de lagis culeaos, tomando desayuno en su terraza, que al ver nuestra pelea, llamaron a los pacos.

Seguramente, los hueones no tenían ninguna hueá más importante que hacer, que en breves dos minutos, estaban  literalmente, paqueándonos y deteniendo a Ramón, por andar conduciendo en evidente estado de ebriedad.

“Señora, el vehículo se va a corrales”

“Peee… peeee… Oiga, pero cómo????? Si estamos al lado de nuestra casa! No puede llevarse a mi marido, pero que el auto quede dentro? –Buena onda me llaman.-

“Puede entrarlo usted? NO, EN SU ESTADO, IMPOSIBLE!” –Me grita el paco-

Otro paco, maricón como él solo, haciéndose el gracioso, me dice:

“Les va a salir carita la gracia” -Paco rechuchetumare!-

Y el otro paco, un poquito más buena onda, me dice “pa’ callao”:

“Busque a alguien, AHORA que les entre el auto, y se acaba el problema.”

Mi brillante mente, me llevó a pensar en nuestro querido amigo Michael, a quién llamé de inmediato:

“Hueón, tá la cagá acá afuera! Se van a llevar a Ramón detenido, y el auto a corrales, ven urgente a entrar el auto, y salvar la situación, cómo sea! Voh estai becao, tenís una credencial culiá de ellos, algo podrás hacer. LEVÁNTATE Y VEN!!!!!!!!!!”

“Ay, es que helmanita, yo no puedo andar metido en problemas…” –Me lloriquea el bola de manteca-

“CULIAO, VEN AHORA Y PUNTO!”

“Voy…”

Michael se demoró 5 minutos y a esa altura, teníamos a 503 pacos encima, mi esposito hermoso agarrando a chuchas al cabo “Vera” y el hueón punteándolo con la luma y tirándole las esposas para que se apretaran en sus muñequitas de niño lindo.

“Michael, haz alguna puta hueá! Habla con estos hueones! Entra el auto, hueón oh! HAZ ALGO!” –Le digo desesperá al guatón culiao-

“Ay, señores, yo soy Michael, estoy becado por la policía chilena acá, ya que soy policía en mi país…” – No alcanzó a decir eso, cuando lo para en seco el paco “buena onda” y le dice:

“Qué me importa! Puede entrar el vehículo?”

“Ah, no… no puedo, no sé conducil vehículos mecánicos, pero… usté no puede entrarlo?”

Hueón, decirle a un paco que “haga” algo, siempre sonará como orden para ellos… mi cara de “FFFFFUUUUUUUU, Se fue todo a la conchetumare,” se vio hasta Júpiter, y por supuesto,ése solo comentario, desató las ansias de sangre del resto de pacos, y a patás en la raja, lumazos en el hocico, y cachetás varias, “ubicaron” a nuestro seboso, hediondo y noble amigo, a quien, mientras esposaban, le putearon hasta el cansancio y fufú, detenido como hueón por mongólico.

Yo quedé pa’ la cagá con la hueá, cuando el paco “buena onda” me mira y amorosamente me informa:

“Ya, quédese tranquila, yo me llevo el auto a la comisaría,  pero busque a alguien que lo vaya a buscar. Los caballeros quedarán detenidos y citados al tribunal, y como “mucho”, los soltarán tipo 14°° hrs. Después de todos los procedimientos de rigor.”

En fin, Michael lloraba como nena; Ramón seguía puteando; yo no sabía a quién chucha llamar para que me salvara y fuera a buscar el auto de Ramón, hasta que recordé a mi gran amigo Adrián, que se paleteó con cuática.

Después de ese infernal evento, Michael estuvo detenido y con proceso de sumario por su beca, ya que tuvo la maravillosa ocurrencia de “desacatar a la autoridad” -a los hueones que le daban de comer en definitiva.-; Ramón, con su alcoholemia por las nubes, tuvo un juicio justo, y sólo por su irreprochable conducta anterior,  tuvo que hacer un curso en los pacos de conducción no sé cuántito, y yo… libre de polvo y paja.

Michael se fue de nuestra casa y de nuestras vidas a la semana, ya que por orden de Carabineros de Chile, lo obligaron a pernoctar en su escuela de oficiales para mantener su putaza beca, y nunca más supimos de él.

[Gracias a dios.]

FIN.

Comments

  1. De ahí lo leo y opino, pero por que chucha dijiste en la otra entrada que esta era la ultima? Tus weas de historias son lejos lo mejor del sitio (no digo que sea malo el sitio por si acaso xD)

  2. Al fin termnino esta cebosa historia…estaba harta con el guaton manteca..que onda magis?…estamos bajando el nivel de diosa de las buenas historiaS!

  3. Guaton reculiao!!
    Que lindo final, con escandalo, pacos rechuchetumare y todo.

    (8) OOOHHH MAGISTRAL NO SE VAAAA, NO SE VAAAA, NO SE VAAA MAGISTRAL NO SE VAAA (8)

    Yapos directorio de andateala.com ofrezcanle un incentivo para acallar los rumores (monetario o no, decidanlo uds)

  4. Un hermoso fin pa’ su relato mamacita
    Goldo penca maraco hediondo seguro en la escuela de oficiales le metieron el habito de bañarse diariamente a punta de lumazos de carne
    Magistralosa mi amol no nos deje en suspenso tanto tiempo mire que sus historias son de lo mejor que hay
    Mis tulbios

  5. como es eso que te vay? si vengo a diario a ver las actualizaciones es pa puro ver las tuyas (perdon cerdo) asi que no weis y escribis un libro altiro xD

    pd: waton qliao xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.