Magistralosa, es un especímen con escasa sanidad mental, que ha vivido más que Matusalem y no le ha ganado a nadie. Dentro de todo, es winner y suele dejar la cagá con quien se le acerque. Acérrima defensora de los juegos clásicos de windows y fanática del dinero.

Después de aquella fatídica caída, donde me hice cagar el cráneo, tuve que pasar en esa linda posta por un pinchazo de Dipirona, su yodo en la herida, y era.

“Váyase nomás, no tiene nada. Oiga, y no tome más, mire que por eso los curaos con malas caídas incluso se mueren.” -Me dice alguien que no era médico, ni enfermera, ni nada similar. De seguro era el hueón que trapea los pisos.-
En realidad no tenía nada, sólo un tajo de medio centímetro que chorreaba sangre a borbotones y que ni puntos merecía. Lo peor era el estado etílico que agudizaba el escándalo del momento.
La Loreto estaba desesperada por arrancar de ese antro feo y pobre, y yo también. El olor era nauseabundo, y la gente que me rodeaba más que enfermos, parecían delincuentes mayores, así que cómodas no estábamos.
“Bueno, qué hacemos al final?” -Me pregunta la Lore, con claras ganas de que vayamos a Viña de todas maneras.-

“Todavía querís ir a Viña, hueona?”

“Sí poh! No quedamos en éso?”

“Ay, no sé, necesito dormir, me siento como la callampa, culiá.”

“PF! Dormís en el bus y allá vemos poh. No te pongai cuática!”
Como la insistencia de la Loreto era “vamos o vamos”, y no tenía ganas de atado alguno, le dije que bueno, así que salimos medias asustás a eso de las 15°° hrs. con ganas de NO encontrarnos con los pacos culiaos y tener que mamarnos sus pajas, cual delincuentes prófugas de la maravillosa justicia shilena.
Como no había moros en la costa, rápidamente tomamos un taxi y en 15 minutos estábamos nuevamente en el terminal de buses. A esas alturas todo mal momento ya se había olvidado, así que íbamos felices como perdices camino a 4 días maravillosos de relajo y juerga.
“Llegamos, buscamos dónde quedarnos, duermo unas 5 horas, y listo para organizar nuestra regia salida.” -Pensé yo, ilusamente.-
Para partir, no habían pasajes en ninguna cagá de línea, encontramos pasajes en el terminal Santiago en un bus hecho mierda, sólo hasta Valparaíso, con pasajes inflados en un 5003%, un auxiliar que vendía arriba huevos duros, pan amasado y NINGUNA puta hueá para tomar “Porque llevamos ‘bibias’, pero están calientes, shiquillas”; así que cagadas de sed y hambre, viajamos todo el puto camino conversando puras hueás, escuchando música, leyendo el diario y sin dormir ni medio segundo.
Llegamos como a las 18°° hrs al terminal de Valparaíso, y no nos la pudimos para ir a Viña. Decidimos quedarnos en Valparaíso, buscando dónde quedarnos, con algunos datos que nos dieron en el terminal. Todo copado, y lo desocupado era una mierda demasiado expensive.
Ya rendidas, fuimos a comer algo por ahí, cuando un tipo nos da un “dato” en el antro donde comíamos.
“Buscan alojamiento? Shiquillas, tengo un dato súper bueno, barato, limpiecito, con ‘telecable’, agüita caliente [?], comidita casera buena, lugar tranquilito, nadie las va a molestar ahí cabras, ah!”

“En serio? Cuánto es ‘barato’? -Preguntamos.-
“Aer, esperen, voy a llamar al tiro, para que se vayan directo”
El asunto, es que la ‘pensión’ está emplazada frente al terminal de buses. Ésta es una hueá fea, hedionda, húmeda, oscura, mal… pero cobraban 7 lucas por noche, en una pieza con dos camarotes de palo, una cerradura que constaba de un candado coreano, un tubo fluorescente por lámpara en el techo de 5 metros de altura, y la bendita televisión con cable. Ideal para mí, que lo único que quería era echarme como vaca y dormir alguna hueá.
“Iso, yo me voy a duchar para que salgamos, Wiiiiiiiii!” -Me dice la Loreto, cosa que a mí no me causó gracia alguna.-
“Lore, a ver? Qué hueá voh? No pensai dormir algo?”

“Ah, voh creís que vine a dormir?” –Tirándome claramente la caballería encima.-

“Hueona! No hemos dormido nada, y yo no tengo gana alguna de salir ahora! Además es Jueves Santo, tú creís que vamos a encontrar algo abierto para huevear?”

“Ah, no sé yo, pero de seguro que algo hay. Aprovecha de dormir un rato mientras me arreglo, pero de que salimos, salimos!”
Quedé con ataque al píloro, porque me vi obligada a salir con esta cabra culiá, así que me acomodé para dormir al menos un par de horas. PICO! En 40 minutos, la hueona reculiá conchetumare, maraca de la Lore me estaba despertando y echándome la foca porque no tenía ni la más mínima intención de levantarme.
Por la súper chucha, me tuve que levantar, duchar y acicalar para salir con esta perra culiá deseosa de que se lo pusieran en semana santa.
Taxi:
“Señor, dónde podemos ir a tomar y comer algo acá, hoy?” -Pregunta la Lore al chofer.-
“Pucha, difícil por la fecha, pero en la subida Ecuador, demás que encuentran algo abierto.”

“Llévenos, por favor.” -Fue la orden maldita de la Lore.-
Increíblemente, la cagá de subida estaba atestada de hueones, pero todo ese paraíso rasca de antros tóxicos estaba cerrado en un 90%. Sólo habían un par de hueás abiertas, cuál de todos más feos, entre ellos un bar metalero, “El Martillo” creo que se llamaba, -hueá que yo no pisaría ni por hueveo-,  cuando preguntamos a una pareja de lagis qué nos recomendaban:
“Chiquillas, el ‘Coyote Quemado’, obvio!”
Partimos a la hueá directo, que estaba en la punta del cerro, literalmente.
La cagá estaba casi llena, nos atiende una mina, nos pasa la carta y OH, SORPRESA! La hueá era ultra barata! Copetes a $500, $1.000, $1.500, así como mucho muy caro. La Loreto estaba vuelta loca, queriendo tomarse toda el bar, pidió cuánta hueá se le ocurrió:
“Tráeme para partir unos golpeaditos, un Margarita, unas tablas, y blá. Qué querís tú, Iso?”

“Un té.” -Fue mi en extremo lacónica respuesta.-
“QUÉ!?!?!?!?!?! HUEONA, CÓMO CHUCHA VAI A QUERER UN TÉ!”

“Quiero un té, ojalá con leche. Tengo frío, tercianas, me cago de sueño y no estoy ni ahí con tomar copete. Yo quiero un té. Tienen supongo?” -Le digo a la mina, mirándola con cara de asco.-
“Eeeeh, no. Acá no vendemos té, esto es un PUB.”

“Entonces no quiero ninguna hueá. Punto.” -Protestando sutilmente ante mi no pescada negativa a salir.-
“A ver, déjeme preguntar si le pueden preparar un té.” -Con una evidente cara de entre plop y asco.-
La Loreto me quería matar, odiaba mi resistencia a lanzarme, y quería cortarme las tetas. Pero a mí, realmente me importaba un soberano coco de leproso. Yo quería dormir.
En fin, después de pasar toda una ETERNA noche tomando tecito, que mi mal estado físico me llevara a buitrear 1503 veces, que me quedara dormida como 5 veces en la mesa, que la Loreto se tomara todo el bar, que nos echaran con grúa de la hueá;  AL FIN nos fuimos tipo 5 am.
Al salir y querer puro morirme, había un grupo de hueones metaleros afuera del “Martillo”, que al vernos pasar nos gritan dicen:
“Oye minas! Vamoh a un after!”
Yo casi lloro, porque sabía que la Lore se prendería con la hermosa “invitación”, hasta que quedó la cagá.
“VAMOS!” -Me dice la Lore.-
“No hueona, yo me voy. Si querís, anda tú, pero yo no puedo más… en serio.”

“Puta la hueá, no sé pa’ qué chucha vine contigo, nunca podís carretear más de dos días seguidos! Sabís qué más? Ándate a la mierda, mañana voy a llamar a la Sú y la voy a invitar. Ella sí que jamás se negaría a carretear y lanzarse como corresponde. ÁNDATE HUEONA, ÁNDATE NOMÁS! ARGH!”
La Loreto se fue con los metaleros, yo me subí a un auto, y arriba del taxi logré captar que al llamar a la Sú, se vendría el infierno.
(Continuará…)

Comments

  1. Valpo…paraiso terrenal de la fritanga, vino barato, pishi y hueveo rancio.
    ¿cual es el afan de huevear en Valpo? ¿Con azucar o endulzante el te?
    ¿Estaba Joe Vasconcellos para tirarle agua hirviendo en la jeta? ¿Por que me tuve que levantar a trabajar?
    preguntas sin respuesta que Ud Srta magistralosa puede responder

  2. Magis, sales extremadamente rica en la foto, desearia no ser un nerdo gordo espinilludo para poder y a carretes contigo y tomarnos un tecito, pero en serio ¿tan wenas pal carrete son? osea, te aguanto viña que la wea no tiene tanto pobre, pero ¿Valpo? donde abunda el pichi, eres una diosa por aguantar tanto.

    PD: a tu amiga quiere que puro le chanten el pate entre una bang gang de metaleros por todos sus orificios

    1. …¿Valpo? donde abunda el pichi, eres una diosa por aguantar tanto….

      y este weon tan pelo lais…valpo GUACALA….te apuesto que algun vez en tu sarnosa vida te haz echo mierda webiando en valpo…

  3. ja! la historia me recuerda mis días de estudiante universitario pobre, cuando encontraba cool ir a carretear a esa picantería de valparaíso… de verdad q la weá tiene olor a meao…

  4. Cabros culiaos, no les responderé más que:

    ALGÚN DÍA ME VERÁN LA CARA, PORQUE ECUATORIANA NO SOY, Y ESTA FEA CULIÁ ES DE ALLÁ MISMITO. 😀

    PD: Después les responderé uno por uno.

    Los amo con mi alma, chuchesumares.

    Magistralosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *