Soy la unión de un espermatozoide Peronista, con un óvulo Peronista... Evolucionado a embrión Camporista y luego bebé de la Resistencia... Pero nací durante la dictadura, así que recién aparezco ahora. Patrullo los blogs, para combatir la desigualdad allí donde se encontrase. Soy otro superhéroe judío!

Moon

Un día Gregoria Samsa se despertó y notó que no era la misma, que ahora se había transformado en el ser más repugnante del mundo… En un oriental, peludo, bajito y con cara de libidinoso.

Supuso que todo se debía a un maleficio que su vecina le había tirado.

Sin más remedio que aceptarlo, se puso sus mejores ropas y salió para el colegio. Nada le fue fácil de ahí en más. El rechazo de sus pares, la mirada culpadora de sus maestras, y alguna invitación algo extraña a bukkakes, le hicieron entender que ya todo había cambiado.

Se las ingenió sin embargo para poner una tintorería y subsistir al día de hoy, cuando sus poderes fueron requeridos.

El terremoto de 2010 abrió una grieta en el inframundo, que todos sabemos queda debajo de Chile, y de ahí los espíritus malvados se apoderaron de los cuerpos de los mineros que quedaran atrapados.

Gregoria los sintió, los percibió, un calor le recorrió el pecho (y no era el frasco resultante del bukkake matutino), y salió a su encuentro.

Los halló intentando conectarse al WI FI de un Starbucks pegándose desde afuera a la vidriera del local.
Desde la esquina opuesta los desafió “A ver Uds. weones! Venid a conocer a vuestro creador!…. Weones!”. Sin demora los demonios se vieron acelerando hacia Gregoria, pero al colisionarla notaron como la dimensión física de ella se abría en dos, haciéndolos pasar de largo.

Con toda la felicidad del mundo Gregoria les dijo “Oleeeeeee”, y esperó los aplausos, la aclamación de un público que a esa hora debía poblar la intersección de las arterias “Tte. Flaite” y “Gral. San Martín”, pero pifió por 12 horas, no es -aparentemente- lo mismo las 4 que las 16.

Entonces negó con su cabeza, se acomodó los pelos por los flancos de la pelada, y despegó a sus contrincantes de las paredes donde quedaran estampados.

La vida del héroe, tan sufrida y desconocida.

Comments

  1. Jjajajaajajjajaajaja puta que es triste la vejez, y peor asi, como pa no sentirse basura, jajajajaaaaja.
    A este si que debieron castigarlo, EN el nombre de la luna! jaujauajaa..

  2. Yo conozco a ese viejo,lo vi en un programa de Discovery Travel & Living sobre Japón.Es dueño de un café para otakus que no han asumido que son viejos y nunca tendrán acercamiento alguno con una mujer.
    Espero que haya muerto con el terremoto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.