Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Si ud. es un provincial o si por los años 90’s ud. era un pequeño imberbe que la gozaba con Barney y otras mariconadas, probablemente nunca haya visto esta maravilla del periodismo.

Si, leyó bien: Periodismo. Aunque suene contradictorio, en muy pocas ocasiones en la historia de la humanidad iniciativas periodísticas han valido la pena y este es el caso.

Por aquello años, los estúpidos y brillantes Pedro Peirano y Álvaro Díaz sufrían el duelo de Plan Z, uno de los programas insignes del humor verdaderamente irreverente de los años 90’s, donde se pasaban por la raja absolutamente todo junto a otros compañeritos idiotas como Rafael Gumucio, Ángel Carcavilla (cuando era gracioso), Carolina del Piano y reemplazándola Vanessa Miller (cuando no hacía pelotudeces como “la nana argentina” que debió significar su masacre en alguna plaza pública).

Con un canal en franca decadencia comercial y con recursos más que escuálidos, este parcito maquinó esta maravilla que narraba los sucedos de nuestro Chile provincial desde un punto de vista absolutamente decadente, cercano e irónicamente neutro.

No sé como lo habrán hecho pero siempre tenían sus cámaras en el lugar y momento indicado mostrando sucesos en ángulos paralelos y muchas veces, absolutamente contrarios, enfocándose (como dice su nombre) en el factor humano de los hechos: La estupidez, la ignorancia, la decadencia, la ira, el fanatismo, etc.

Diría que la magia principal era el poco respecto y sacralidad de todo: periodismo bruto. Solo hablaban los protagonistas de los hechos. No habían Constanza Santa María, Matías del Río o Fernando Paulsen haciendo preguntas estúpidas con afanes polémicos de cumpleaño infantil. No, acá el público podía juzgar a piacere.

El resultado, una maravilla que ningún canal comercial en su sano juicio volvería a transmitir pero que gracias a la maravilla de la internet uds. pueden gozar con 13 años de desfase.

Para uds., casi humanos.

Comments

  1. Oye Cerdo, no quiero inistir osea sí quiero… Ahora pusiste inberbe y no imberbe, por lo menos respeta la mb como antes la nv.
    La palabra es imberbe.
    Saludos de una invitada.

  2. El Cerdo: ajajaj te prestan ropa y todo. Como sea que me contestes, me has subido el ánimo, bueno tú y esta página. Me alegra también que hayas aprendido algo hoy.

  3. Ciertamente mi condición de “provinciana” me negó ver tal excelente material en vivo y en directo…ahora jajajaja q manera de haber viejas weonas xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.