Saltos Extremos

Felix Baumgartner caída libre muerte

¿Salto extremo? Mejor que salte sin paracaídas y en llamas.

¿Por qué tanto alboroto el día de hoy? ¿A quién idolatramos?

A un austriaco que ya nos tiene las pelotas bien hinchadas. Un austriaco que, en vista de que saltar con paracaídas en la troposfera no era lo suficientemente “in” para alguien de su categoría, decidió saltar de un globo a más de 30.000 metros en un traje absurdo preparado para la ocasión, ante la vista de millones de personas con gustos más baratos que el suyo (así es, gente más pobre, pero en este caso menos deleznable). Sus visionarios auspiciadores de Red Bull decidieron que nada podía ser mejor para representar su eslogan “Red Bull te deja duro da alas”, que un imbécil arrojándose al vacío con altas probabilidades de morir calcinado en su propio traje, para cumplir con sus “saltos extremos”.

Así es, hablo de Félix Baumgartner, célebre suicida, amante de saltar cada vez más alto, tal vez para deleitarse con la vista de 100.000 pobres bajo sus pies, y sentir cual Faraón (como anhela cada persona millonaria), la posesión de un séquito de esclavos oligofrénicos pendientes hasta de su respiración. Según fuentes no oficiales, para renovar su experiencia oligarca se ofreció a participar como sujeto de prueba en un proyecto que busca desterrar a los meteorólogos a la estratósfera, porque su trabajo es mediocre y por lo general huelen mal. Luis Weinstein, púdrete.

Para las señoras en la casa:
¡Dejen de lamer gratuitamente el pico de este euro-estúpido! No es un héroe, no ha realizado una gran hazaña. Es tan caprichoso como los hijos de Jeque que piden Lamborghinis de oro. De héroe, lo es tanto como los mineros, con la salvedad de que ellos eran pobres y les cayó encima una mina con nulas medidas de seguridad. No nos engañemos. Los únicos que merecen ser aclamados por su estupidez, pobreza y sacrificio (inútil sacrificio) son las devoradas guaguas (literalmente) y perras soviéticas; acabemos pues la alabanza de actividades sin sentido y de sus hediondos protagonistas.

Incluso diré que es aún más hijo de puta, por pretender ser un mártir para la ciencia, cual Yuri Gagarin, bebedor compulsivo de Vodka, al que Jrushchov, a punta de fusiles en el orto, metió a una cápsula de 1 metro cuadrado que lanzaron al espacio, para tener el gusto de decir “gringos maricas, les ganamos”. ¡Y se la creyeron! Todo el puto planeta pendiente de un conchadesumadre que estaba cagado de la risa cual macaco, pensando “¿se verá mi casa desde aquí?”. Me consuela saber que muchos, como yo, en realidad estaban esperando que el hueón explotara en mitad de trayecto, para que luego en una seguidilla de paupérrimos homenajes en televisión su cadáver fuera rematado en e-bay.

No se salvaron vidas, ni (lástima) hubieron explosiones (eso hubiese sido un salto extremo). El interés científico de ¿podemos saltar de la estratósfera? debe ser condenado y sus gestores sometidos al ostracismo total. Por último, si este personaje fuera en verdad valeroso, habría realizado pruebas de hombres, que impliquen la real presencia de testosterona, como lanzarse sin el puto traje, bucear en magma o seducir a Patricia Maldonado (aún más extremo).

Por eso Austria jamás volverá a sus días de gloria imperiales. Desciende en la escala evolutiva. Sus orígenes celtas y bávaros mutaron a un horrendo y heterogéneo país de snobs que practican deportes “extremos”, pero no sin antes usar toda una gama de elementos de seguridad. Maricas. Lo único que podemos desear ahora es que muchas más marcas de bebidas esquizoides contraten mucha gente estúpida para superar el récord, esperando que abaraten lo más posible los costos.

Comments

  1. el salto fue una huea muy rara. como dijeron que iba a romper la barrera del sonido esperaba ver algo asi como una onda de choque y la explosion del hueon en pleno.
    1.- No paso nada ( ver n° 2)
    2.- No exploto (ver n° 1)
    3.- Todos los picao a “extremos” le chupan la verga
    4.- Red Bull no da alas…te da un paracaidas
    5.- El hueon desaprovecho la oportunidad de probar los efectos de masturbarse en caida libre a la velocidad del sonido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.