Jinglebusters para un final

Chile parece ser un país tan rico en climas como en estúpidos. Sus candidatos más pobres suponen que campañas «choris» y «alternativas» con un jingle sin sentido son una buena forma de conectar con los ciudadanos, incluso si esto significa matar obras adoradas, para crear vergonzosas canciones como esta mierda de «Jinglebusters». Si usted planea votar por alguno de ellos, probablemente tiene un tumor cerebral:  debería considerar que si el candidato no tuvo ningún problema en meterle el puño al ano del copyright de un videoclip, tampoco lo tendrá para corromper las arcas fiscales, así que de antemano le decimos, la corrupción comunal es su culpa, por no notar detalles tan simples, un candidato que crea un «Jinglebusters» no debería vivir, pues claramente su mente está corrompida y merece ser eutanasiado de forma inmediata.

Por último, es bueno añadir que algunas de estas basurientas campañas han llegado a ser legendarias:  sólo pregúnteselo a Don Velasco.

Ray Parker, morirás en tu asilo sin recibir regalías por esto.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.