Lemmy Kilmister ha muerto

Miembro fundador de Andateala.com y presentador oficial del célebre podcast Digalocantando. Pésimo actor, gran director, utiliza las oficinas del sitio para pernoctar.

Esta vez Lemmy no resolvió su muerte con una moto

En Andateala.com le hemos hecho homenajes a un sin fin de don nadies (y a otros de talento y heterosexualidad dudosa). Sin embargo, esta es la excepción. Esta vez, homenajeamos a un grande: Lemmy.

No podía elegir otro día que el día de los inocentes para morirse este viejo culiao que tanta fantasía redneck nos brindó durante su inmunda existencia. Hoy ha partido el mítico Lemmy Killmister, vocalista, líder, dios y proxeneta de Motörhead.

Hace rato a los que nos gusta el rock, no como a esos maricas que van a sacarse selfies con palito al puto Lollapalooza, sabíamos que este vejete estaba entre las cuerdas. Sabíamos que hace poco Phil Taylor, su baterista, se había muerto, ante lo cual nuestro querido Lemmy había dicho:

George W. Bush should be dead!… Not Our Drummer!

y nos empezamos a preocupar más aún. Pero uno se decía: puta, Lemmy no puede morir, es como que se muera el avatar terrenal de la choreza y la flaitez rockera. Como que Ozzy dejara de gritar huevadas incoherentes o que Justin Bieber dejara de ser mujer. Lemmy no podía morir.

Pero murió. Y justo un 28 de diciembre para que uno pasara unos buenos minutos como ahueonao creyendo que los amiguetes de turno te estaban manoseando las gónadas y no por placer.

Supe, casi como siempre que se muere alguien, por mi hermano, el célebre Breaking the Law, que la encarnación del satanismo de schopería había muerto. No lo creí, e incluso lo humillé por caer en huevadas. Se sintió como un hueón. Luego se alegró. Luego siguió leyendo huevadas y ahí me lo confirmó, justo justo cuando otro piojento célebre colaborador, el Zombie Marxista, me lo confirmó.

Este último, fiel a su homosensual y poético estilo, me dijo:

me voi a tomar una de whisky, ponerme una chaqueta de cuero a wata pelaa y salir a andar en mi harley mientras el viento se lleva mis lagrimas y un aguila calva vuela al lado mío

Casi lo pude imaginar, si no fuera porque no tiene ni moto, no toma whisky y casi no sale de su casa mientras contempla la vida pasar por delante, como las palomas y las viejas random.

Lemmy ejemplificaba todo eso que no es un ejemplo en la vida: era feo, pero con estilo. Era inglés, pero no marica. Tocaba rock sucio, pero con un bajo Rickenbaker. Chupaba más que orilla de playa, era bueno pa las putas, pa’ fumar, nunca sacó un disco de mariconadas como Metallica y siempre, siempre, se cagó en todo y en todos. En pocas palabras: un rockero de la vieja escuela. Sino, la escuela.

Sería un ejemplo sino que era todo lo contrario. Pero aún así, lo admirábamos, incluso aquellos que nunca fuimos seguidores acérrimos de la banda (pa’ que andamos con hueás). Pero siempre habrá que reconocerle que seguía siendo un hueón rudo, aún todo cagado y viejo, combatiendo el amariconamiento progresivo del mundo musical.

Me voy a autocitar (que sirva escribir tanta mierda por la vida) con algo que dije hace algunos años en esta misma mierda de sitio:

 

Hay veces en que uno debe reconocer que otros son más bacanes que uno, y ante eso, no hay nada que hacer.

Lemmy, siendo más feo que orto de mandril, hablar como el negro Piñera y ser más viejo que… el negro Piñera, es pulento. Basta de humillaciones a gordos fracasados y monos picha-gatos. Es hora de honrar a un grande que resuelve todo a través del uso sabio de su… moto.

Grande Lemmy, el mejor satánico del rock!

PD: Eso si, ponte los lentes conchatumadre que hay niños mirando!
Nos vemos Lemmy. Ojalá y como en el video, salgas de tu tumba en una moto, con una puta y cagándote en los pacos para continuar dándonos la mierda que hizo tan infeliz a hordas de papáses en el mundo.

 

Bonus track:

Comments

  1. Se nos fue Lemmy… Charcha. Espero que no tengamos que mamarnos la sarta de pelotudos, poser, hijos de puta, “reflexionando”… “Tenemos tanto que aprender de Lemmy”, como pasó con la partida al infierno del puto Ghandi o Mandela.

Deja un comentario o muere!