Cuando uno era chico le decían «no hagai esas custiones que salen en la tele porque te vai a pegar», y uno lo hacía igual, se caía, lloraba, lo retaban…