Conocí a Dalila el año 2005 en el banco que trabajaba. Al poco tiempo nos hicimos “yuntas de pega”. La amistad con ella traspasó las fronteras del templo laboral, y…