Qué Pelé, que Maradona, qué Elias Figueroa. Michael Jackson fué, es y será por siempre el mejor crack. Porque si hay algo que nadie puede negar, es que donde vió…