Nos encantan las muejeres, y nosotros a ellas.... en especial especímenes como yo, con el suave pedazo que me gasto y las inagotables jornadas de amor prohibido que les puedo…