En este sitio normalmente empatizamos con el dolor ajeno... pero en este caso NO! Lo hemos dicho hasta el cansancio, la estupidez merece castigo, y dios así lo quiso. Usted…