Ya lo habíamos dicho, pero nadie nos escucho... Tratamos de hacerlos tomar conciencia, pero prefirieron vivir sus vidas tercermundistas globalizadas... Quisimos ser una voz de alerta, pero nos desecharon... Finalmente…