Cuando sucumbes como wombat y te entregas cochinamente a la autoindulgencia  y a tu propia estupidez (y les aseguro que en Andateala.com, aunque les parezca imposible creerlo, sabemos demasiado sobre esto),…