...pero muy imbécil. Nos llevaba a restaurantes y pedía la carne apenas cocida, la cortaba con una cuchara y luego la revoleaba por el aire. Su especialidad, sin embargo, eran…