Explosión de Amor

diciembre 31, 2009 7

Comenzó por apretar su cadera fuerte y curvada. Luego, mientras la humedad se mezclaba con su piel siguió subiendo sus manos, deslizándolas impunes por su angosta cadera y siguiendo, poseído…