Así es, me atrevo a decir que presenciamos el final de este otrora taquillero y varonil vengador de la noche, hoy por hoy convertido en un patiflaco arrugado y poncherudo…