Orealns, cébere grupo del que no tenemos ni la más puta idea, se le ocurrió hacer la carátula más machita de la historia. No lo lograron.