Lo más probable, es que alguna vez ya descargué mi odio en Duotono contra la gente Technicolor, en especial contra las viejas random, que contaminan nuestro espectro visual echándose encima…