Ah, la infancia. Período de la vida del hombre donde las acciones carentes de razonamiento alguno se van sucediendo como una vorágine de estupidez que llega a su punto cúlmine…