Si, así como lo leen. No me refiero a ancianos hábidos en el arte de estrujarse el forrito, sino de aquellos putos veteranos que, a falta de vida (y oxígeno)…