Eso. Lo intentamos. Pero no pudimos Lamentablemente ni los mejores esfuerzos de Steven Spielberg fueron suficientes para rescatar a este miserable zopenco de este ballenato. Lo que pasó después de…