Después de dormir como las hueas un lirón, la Loreto llegó al cuchitril donde nos estábamos quedando como a las 13:00 hrs, despertándome para que la acompañara a comer alguna…

“Yo no le hago, gracias.” Le digo a mi amiga, Pelu, que me invita fervorosamente a fumar marihuana en un antro de perdición tóxico, como es la Blondie. “Ay, hueona,…

Increible. Era tercera vez en su vida que una mina se le acercaba a Centello a hablarle por iniciativa propia, y no para preguntarle la hora, pedirle plata o asaltarlo.…